El tribunal militar israelí que juzga a la adolescente palestina Ahed Tamimi, detenida el pasado 19 de diciembre por abofetear a unos soldados, anunció que a partir de ahora prohibirá a la prensa, nacional e internacional, presenciar los interrogatorios que hace habitualmente a la joven activista, informó el diario hebreo Haaretz.

La decisión de la fiscalía se hizo publica el lunes 19 de marzo, es decir el mismo día que Ahed Tamimi cumplió tres meses encerrada en la prisión militar de Ofer. La fuente agrega que esa medida se ha tomado “en beneficio de la joven” que, si es hallada culpable de agredir a los soldados, podría ser condenada a una pena de hasta diez años de cárcel.

Gaby Lasky, la abogada judía mexicana de “la muchacha de ojos azules y dorados cabellos rizados” (molesta seña de identidad del primer mundo) ha denunciado a la corte castrense que, “con la excusa de proteger a su defendida, se está protegiendo así misma de las críticas internacionales” que generan la limpieza étnica y el apartheid que practica Israel en Palestina.

Los interrogatorios a la chica estuvieron abiertos al público y a la prensa hasta el pasado mes de febrero cuando, debido a la popularidad y apoyo que consiguió a nivel internacional “la niña de Nabi Saleh” (su aldea de 600 habitantes), el juez militar ordenó a todos los periodistas que abandonaran la sala del juicio.

Ahed, que golpeó a los soldados después de que éstos disparasen contra un primo suyo de quince años dejándole gravemente herido, tiene una nueva cita con el tribunal militar el  próximo viernes 23 de marzo. Y esta vez, con toda seguridad, será a puerta cerrada.

 

 

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario