ERC ha ganado hoy por primera vez las elecciones generales en Cataluña y podría ser decisiva para facilitar un gobierno liderado por el PSOE en España, mientras que el PSC ha remontado de 7 a 12 diputados y el bloque independentista pasa de 17 a 22, en una comunidad en la que había en juego 48 escaños.

Con una participación de más del 77 %, superior en 14 puntos a la de 2016, JxCat ha logrado 7 diputados, uno menos que los de la antigua CDC en 2016, mientras que En Comú Podem, ganadora en Cataluña hace tres años, ha bajado de 12 a 7, Cs se ha mantenido en 5, el PP ha reculado de 6 a 1 y Vox irrumpe con 1 diputado.

La imposibilidad de que el PSOE pueda conformar una mayoría absoluta en primera vuelta con partidos minoritarios no independentistas -durante el escrutinio hubo algún momento en el que esto era posible- sitúa al independentismo, principalmente a ERC, como posible facilitador de un Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En el mapa político catalán en estas generales, el bloque independentista pasa de 17 a 22 diputados, con ERC por encima de JxCat al lograr el partido liderado por Oriol Junqueras algo más de un millón de votos frente a los más de 492.000 votos cosechados por la formación encabezada por Jordi Sánchez.

Con el 99,6 % escrutado, el voto independentista en Cataluña, sumando ERC y JxCat, totaliza un 36,63 %, lo que supone un avance respecto al 32,08% de hace tres años.

Las elecciones de hoy en Cataluña se han celebrado coincidiendo con el juicio en el Supremo a los líderes independentistas y el hecho de que varios de ellos han encabezado las candidaturas de ERC y de Junts per Catalunya, como es el caso de Junqueras y Sánchez, ambos en prisión preventiva por los hechos del 1-0.

Por su parte, el crecimiento del PSOE a nivel general se ha reflejado en Cataluña con una clara mejora del PSC respecto a las últimas generales, al pasar de 7 a 12 diputados, lo que le ha situado como segunda opción política, retomando el liderazgo en la provincia de Barcelona y remontando en su área metropolitana.

Significativo ha sido el retroceso de los «comunes», que en 2016 ganaron las elecciones generales en esta comunidad y hoy han registrado 7 escaños, con el relevante dato de que, a poco menos de un mes de las municipales, en la ciudad de Barcelona, donde gobierna Ada Colau, ha quedado por debajo de ERC y de socialistas.

Ciudadanos, el partido que ganó las últimas autonómicas en Cataluña y se presentaba con Inés Arrimadas como número uno por Barcelona, ha mantenido los mismos 5 diputados de hace tres años, cuando el cabeza de lista fue Juan Carlos Girauta.

El PP, que apostó por Cayetana Álvarez de Toledo como candidata por Barcelona, ha pasado de 6 a 1 diputados, dejándose más de 264.00 votos respecto a 2016, lo que ha llevado a ésta a asumir la responsabilidad por este resultado.

Por primera vez, la formación de extrema derecha de Vox ha obtenido representación en Cataluña, con un diputado, con una clara mejora respecto a los comicios de 2016, cuando, presentando lista solo por Lleida, cosechó 198 votos y un porcentaje del 0,01 por ciento.

El mapa político catalán queda así a la espera de una nueva meta electoral con fecha segura, las municipales y europeas del próximo 26 de mayo, y la incógnita de cómo la sentencia del juicio del 1-0 podría precipitar un nuevo adelanto electoral de las autonómicas.

Fuente


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario