El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, remodeló hoy su Gobierno como consecuencia de la polémica dimisión a principios de febrero de la ministra de Veteranos, Jody Wilson-Raybould, que ha acusado al Ejecutivo de presiones para favorecer a la mayor constructora del país.

Trudeau se vio obligado a hacer cambios en su Gabinete seis semanas después de la última remodelación y en medio de una creciente crisis política que puede afectar sus perspectivas de cara a las elecciones generales previstas para octubre.

El puesto de Wilson-Raybould como titular de Veteranos estará ahora ocupado por Lawrence MacAuley, uno de los diputados más veteranos del Partido Liberal (PL) de Trudeau y antiguo ministro de Agricultura.

A su vez, la hasta ahora ministra de Desarrollo Internacional, Marie-Claude Bibeau, fue nombrada al frente del Ministerio de Agricultura, que por primera vez estará encabezado por una mujer.

Finalmente la ministra para la Mujer y la Igualdad de Género, Maryam Monsef, añade a sus cometidos el departamento de Desarrollo Internacional.

Trudeau ya había acometido una controvertida remodelación de su Gabinete el pasado 14 de enero cuando destituyó a Wilson-Raybould como ministra de Justicia y la nombró titular de la cartera de Veteranos.

Tras la destitución de Wilson-Raybould, un medio de comunicación canadiense reveló que la exministra de Justicia supuestamente se había negado a ofrecer un trato de favor a la mayor constructora del país, SNC-Lavalin, como supuestamente quería Trudeau.

Hace dos días, Wilson-Raybould declaró en el Parlamento canadiense que durante meses fue presionada por los principales asesores de Trudeau, por el propio primer ministro y por otros miembros del Gobierno para que obligase a la fiscalía a ofrecer un acuerdo de enjuiciamiento diferido a SNC-Lavalin.

La empresa está acusada de corrupción por supuestamente pagar millones de dólares en sobornos a altos funcionarios del régimen del fallecido líder libio Muamar el Gadafi, incluido uno de sus hijos, para conseguir contratos en el país norteafricano.

El acuerdo evitaría que SNC-Lavalin fuese procesada criminalmente por el pago de sobornos, lo que impediría la posibilidad de que se le prohíba durante diez años participar en contratos públicos en Canadá.

A SNC-Lavalin ya se le ha vetado participar en contratos del Banco Mundial durante diez años por pagar sobornos en Bangladesh.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario