El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado que su Gobierno responderá con un ataque «1.000 veces mayor en magnitud» a cualquier tentativa de Irán por atacar el país norteamericano «de cualquier forma».

A través de su cuenta oficial de Twitter el mandatario estadounidense ha escrito que «según los reportes de la prensa, Irán puede estar planificando un asesinato u otro ataque contra Estados Unidos en represalia por el asesinato del líder terrorista Soleimani».

Del mismo modo Donald Trump ha hecho referencia a las citas de sus funcionarios gubernamentales que han informado de que Teherán presuntamente está estudiando asesinar a la embajadora de EE.UU. en Sudáfrica, Lana Marks, como represalia por la muerte del general Qassem Soleimani, asesinado por un ataque norteamericano en Irak a principios de 2020.

«¡Cualquier ataque de Irán contra Estados Unidos, en cualquier forma, será recibido con un ataque contra Irán que será 1.000 veces mayor en magnitud!», ha señalado el mandatario norteamericano.

Por aquel entonces el Pentágono firmo que el objetivo era «disuadir futuros planes de ataque iraníes» y acusó a Soleimani de «desarrollar activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región».

En respuesta el ejército iraní, el 8 de enero de 2020 atacó con misiles la base aérea estadounidense de Al Asad y otra instalación de EE.UU. en la región kurda.