El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo este jueves que planeaba hablar durante un encuentro con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, sobre “posibles futuras reuniones” con Corea del Norte, que permitirían reactivar un diálogo con Pionyang que está estancado desde la fallida cumbre de Hanói.

“Podría haber una tercera cumbre” entre Trump y el líder norcoreano), Kim Jong-un, aseguró el mandatario estadounidense en declaraciones a la prensa al recibir a Moon en la Casa Blanca.

El diálogo entre EE.UU. y Corea del Norte lleva estancado desde finales de febrero, cuando la segunda cumbre entre Trump y Kim, celebrada en la capital de Vietnam, se cerró sin acuerdo con respecto al proceso para desnuclearizar a Corea.

“Yo disfruto de las cumbres, disfruto de estar con el líder (Kim), pero hay que ir paso a paso”, afirmó el mandatario.

Trump opinó que “también” sería posible que se programe un nuevo encuentro entre Moon y Kim, en lo que sería la cuarta cumbre intercoreana en un año.

“El presidente Moon hará lo que sea necesario, él ha hecho un trabajo excelente y es un gran aliado”, añadió.

El mandatario estadounidense abrió además la puerta a cerrar “acuerdos más pequeños” con Corea del Norte que no tengan necesariamente que ver con la desnuclearización.

“Hay varios acuerdos más pequeños que quizá podrían ocurrir. Podrían pasar cosas. Podríamos resolver piezas paso a paso. Pero en este momento estamos hablando del gran acuerdo, y el gran acuerdo es que tenemos que deshacernos de las armas nucleares” norcoreanas, indicó Trump.

Sin embargo, matizó que quiere “que las sanciones sigan en pie”, lo que mantiene fuera de la mesa el enfoque propuesto por Pionyang para que EE.UU. le levante gradualmente las restricciones económicas a cambio de avances en la desnuclearización.

“Francamente, tengo la opción de aumentarlas significativamente. Pero no quise hacerlo, por mi relación con Kim Jong-un”, recalcó, en referencia a su anuncio el mes pasado de que había ordenado al Tesoro no imponer nuevas sanciones a Corea del Norte.

Agregó que conversaría con Moon sobre “ciertas cosas humanitarias” que sus países pueden hacer por Corea del Norte, y aseguró que su relación con Kim es “buena”, pero no quiso aclarar si ha tenido contacto con él en las últimas dos semanas.

Moon, por su parte, aseguró que no veía la cumbre de Hanói como un fracaso, sino como parte de un “proceso” largo con Corea del Norte para resolver un problema complejo.

Deja un comentario