El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reflexionado en repetidas ocasiones acerca de que tiene una facilidad para la ciencia y la medicina. Incluso, ha dicho que, si su vida hubiera tenido un camino diferente, podría haberse destacado dentro de esos campos en lugar de los negocios y la política.

Quizá por esta creencia, este jueves por la noche Trump recomendó posibles tratamientos alternativos contra el coronavirus, entre ellos tratarse con una fuente de luz ultravioleta en tu cuerpo o inyectar un desinfectante en tu cuerpo para lograr una “limpieza” en tus pulmones:

“Entonces, suponiendo que le ponemos al cuerpo una luz tremenda –ya sea ultravioleta o simplemente una luz muy poderosa–, y creo que dijiste que eso no se ha probado, pero vas a ponerlo a prueba. Y entonces digo: suponiendo que metes esa la luz dentro del cuerpo, lo cual puedes hacer a través de la piel o de alguna otra manera, y creo que dijiste que también vas a probar eso. Suena interesante…”

“… Correcto. Y luego veo el desinfectante, que lo elimina [el coronavirus] en un minuto. Un minuto. ¿Y existe alguna manera de que podamos hacer algo así, con una inyección en el interior, casi una limpieza? Porque ves que eso se mete en los pulmones y hace un número tremendo en los pulmones. Por lo tanto, sería interesante comprobar eso. Entonces, vas a tener que acudir a médicos. Pero suena, me parece interesante”.

“Entonces, ya veremos. Pero todo el concepto de la luz, la forma en la que mata en un minuto, eso es, eso es bastante poderoso”.

La Agencia de Protección Ambiental se vio obligada a emitir una declaración acerca de los desinfectantes que debería ser obvia para cualquier persona con un cerebro funcional: “Nunca apliques el producto a otros ni a ti mismo. No ingieras productos desinfectantes”.

Los fabricantes de Lysol hicieron lo mismo: “Debemos ser claros en que bajo ninguna circunstancia nuestros productos desinfectantes deben administrarse al cuerpo humano (mediante inyección, ingestión o cualquier otra vía)”, advirtieron en un comunicado. “Como con todos los productos, nuestros productos desinfectantes y de higiene solo deben usarse según lo previsto y de acuerdo con las pautas de uso”, insistieron.

Debido a las recomendaciones de Trump, Maryland envió una alerta de emergencia después de recibir más de 100 llamadas sobre el consumo de desinfectante como posible tratamiento para COVID-19, según la oficina del gobernador.

Como anécdota queda la cara de ‘poker’ de la responsable del coronavirus en EEUU, la doctora Deborah Bir, al oír la propuesta de Trump: