La líder de Anticapitalistas en Andalucía y parlamentaria de Adelante Andalucía Teresa Rodríguez se ha reafirmado este jueves en sus críticas al que fuera ministro franquista José Utrera Molina, «diga lo que diga la Justicia heredera del franquismo que padecemos», y ha confirmado que recurrirá la condena que ha confirmado en su contra la Audiencia Provincial de Madrid por atribuirle a aquel en un ‘tuit’ la responsabilidad del «asesinato» de Salvador Puig Antich en 1974.

En concreto, la Sección Vigesimoprimera de la Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la condena que en 2019 impuso el Juzgado de Primera Instancia número 50 de Madrid contra Teresa Rodríguez a pagar 5.000 euros a los herederos de Utrera Molina tras la publicación, el 2 de marzo de 2018, de un ‘tuit’ crítico con dicho exministro.

«Hoy hace 44 años de la ejecución a garrote vil de Salvador Puig Antich. De entre los responsables de su asesinato Fraga fundó el PP y Utrera Molina fue enterrado el año pasado al son del cara al sol por miembros del mismo partido. Ellos siguen, nosotr@s también», publicó concretamente, en 2018, la entonces coordinadora de Podemos Andalucía.

Tras conocerse que la Audiencia de Madrid ha confirmado la sentencia del citado Juzgado de Primera Instancia número 50 de la capital española, Teresa Rodríguez ha reaccionado de nuevo desde su cuenta de Twitter escribiendo que «hay hombres pequeños, miserables y tristes que la historia sólo recordará por sus tropelías. Utrera Molina es uno de ellos, diga lo que diga la Justicia heredera del franquismo que padecemos».

«No nos vais a callar. Por Puig Antich, recurriremos», añade la dirigente anticapitalista en el mismo comentario en la citada red social.

En su sentencia, fechada el pasado 6 de octubre y consultada por Europa Press, la citada sección de la Audiencia de Madrid ha desestimado el recurso de apelación que presentó Teresa Rodríguez contra dicha sentencia del Juzgado de Primera Instancia madrileño que en mayo de 2019 la condenó a eliminar dichos comentarios de su cuenta en Twitter, a publicar la sentencia en dicha red social, y a abonar la cantidad de 5.000 euros, «más los intereses legales desde la interposición de la demanda».

Para el tribunal de la citada sección de la Audiencia de Madrid, la «imputación de la responsabilidad de un asesinato, como se califica la ejecución a garrote vil del Sr Antich Puig», supone un «atentado al honor», en tanto que, «al margen de que ni (…) Utrera Molina intervino en el dictado de la sentencia que condenó a aquél a pena de muerte, ni pudo decidir sobre el posible indulto del mismo en tanto que la prerrogativa del derecho de gracia era facultad exclusiva del Jefe del Estado en ese momento».

De este modo, hacer a Utrera Molina «responsable de su ‘asesinato’, por el contenido y carga ofensiva que conlleva la utilización de tal expresión, y la carga vejatoria en la concepción social de tal término, no tiene justificación en la libre crítica que puede y sin duda debe realizarse de determinados momentos históricos o regímenes políticos», según se lee en la sentencia de la Audiencia de Madrid, contra la que cabe recurso de casación.