Una nueva polémica ha salpicado al Ayuntamiento de Madrid y al alcalde de la capital José Luis Martínez-Almeida después de que Anticorrupción haya admitido a trámite la querella contra los dos empresarios madrileños Luis Medina y Alberto Luceño por vender supuestamente en marzo de 2020 material sanitario al Ayuntamiento de Madrid por un valor de 11 millones de euros y por lo que habrían cobrado una comisión de casi seis millones de euros.

La querella se presenta por la presunta comisión de delitos de estafa agravada, falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales, sin perjuicio de que la calificación pueda variar «en el momento procesal oportuno».

A pesar de que ambos señalaron que actuaron movidos por el deseo de ayudar en la lucha contra la pandemia, la Fiscalía acusa a los querellados de ofrecer al Ayuntamiento de Madrid la posibilidad de adquirir grandes remesas de material sanitario fabricado en China, actuando de común acuerdo y con ánimo de obtener un exagerado e injustificado beneficio económico.

La persona que inicialmente contactó con el Ayuntamiento de Madrid a finales de marzo de 2020 fue Luis Medina, aprovechando su condición de personaje conocido en la vida pública y su amistad con el primo hermano del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, el abogado madrileño Carlos Martínez-Almeida Morales.

El tuit viral de Juan José Millás sobre Almeida y los contratos de mascarillas
El tuit viral de Juan José Millás sobre Almeida y los contratos de mascarillas

Así, se le facilitó el nombre de la coordinadora General de Presupuestos y Recursos Humanos del Área de Gobierno de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Madrid, como persona a la que se debía dirigir para concretar los términos de las operaciones.

Desde este momento, las negociaciones se llevaron a cabo entre esta persona y Alberto Luceño, quien se presentó como «experto en importación de productos procedentes del mercado asiático, con fábricas en China a su disposición, y como agente exclusivo de la empresa malaya EEE, a través de la cual se iba a realizar la importación».

Martínez-Almeida se defiende

Martínez-Almeida ha defendido que «no se ha acreditado de forma alguna que se hayan cometido irregularidades en la Comunidad. Se han dado las explicaciones oportunas, y no hay motivo alguno para dudar de la actuación de la Comunidad». Además, ha negado haber intervenido en la adjudicación de estos contratos de urgencia de suministro de mascarillas.

“No tenía ni idea de que mi primo había intervenido de ninguna manera”, ha añadido el alcalde de Madrid.

La reacción de Juan José Millás 

Este nuevo lío está provocando multitud de reacciones en redes sociales y en el foco mediático. Una de las más virales ha sido la que ha compartido el escritor Juan José Millás en Twitter, que ya alcanza los 13.000 «me gusta» y más de 3.000 «retweets», y que dice: «Almeida no ha tenido nada que ver con la estafa de las mascarillas al ayuntamiento de Madrid. Sólo es el alcalde».

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA