Los administradores de la red social Twitter han decidido bloquear la cuenta de Bertrand Ndongo, más conocido como “el negro de Vox”, y el motivo aparente podría ser uno de sus ofensivos mensajes, cargado de xenofobia.

El propio Ndongo ha confirmado en su instagram personal y en otra cuenta de Twitter, esta suspensión que, a su juicio, tiene como “único objetivo callar a Vox”, aunque insiste en que “no lo van a conseguir”.

El último tuit publicado por Bertrand Ndongo era una fotografía en la que se veía a tres jóvenes vestidos de Lacoste con el comentario «Toca lucir Lacoste». El comentario hacía referencia a los saqueos sucedidos en la noche del sábado en Logroño, donde una tienda Lacoste fue asaltada.

Imagen

Sin embargo, tal y como señala en Twitter la usuaria Gema MJ, la fotografía no es en España, sino en Argelia. Un bulo más desde la extrema derecha.

Imagen

Señala la usuaria que «Literalmente han buscando en Google «árabes Lacoste» y han cogido una foto de 2010″. Como puede comprobarse, es la tercera foto que aparece en la búsqueda.

Imagen

 

Bertrand Ndongo, polémica tras polémica

Tal y como ya ocurrió en el caso de ‘La Manada’, muchos sectores de la extrema derecha española no han perdido el tiempo y están publicando los audios de WhatsApp y datos de la menor de la víctima del Arandina en redes sociales a la par que la culpan de la violación para ‘exonerar’ a los tres condenados.

Los polémicos Alfonso Ussía o Cristina Seguí compartían los audios privados de la todavía menor con el fin de defender a los tres condenados por la Audiencia Provincial de Burgos a 38 años de cárcel.

Uno de los participantes en esta reprobable actuación era Bertrand Ndongo, que ha publicaba los documentos sonoros utilizados durante el juicio en su perfil de Twitter. Estos audios fueron desestimados como prueba por parte del Tribunal, quien atribuyó estas palabras a la “inmadurez” propia de una chica de 15 años.

Ndongo publicó estos datos el pasado 13 de diciembre en el que culpabilizaba a la joven de la violación y de “arruinar” la vida de los tres futbolistas al conducirlos a la cárcel. El simpatizante de extrema derecha, en su ansia por salvar a los violadores y culpar a la víctima, ha publicado, en su cuenta de Twitter, algunos audios privados que la joven habría mandado a sus amigos.

El vídeo lo acompaña de unas líneas en las que critica al tribunal y, por supuesto, siembra la duda sobre la menor: “Lo han conseguido. Les han condenado a 38 años. Bravo. Vaya tela con la ‘menor’”, indicaba Bertrand Ndongo.

twitter-cierra-cuenta-bertrand-ndongo-bulos/
Bertrand Ndongo

En defensa de acosadores

Plácido Domingo, tenor con una de las voces más admiradas en el mundo de la música clásica, era acusado el año pasado por acoso sexual a varias mujeres, entre las que se encontraban cantantes y bailarinas. Los hechos ocurrieron en la década de los ochenta cuando Domingo forzaba a las mujeres a tener relaciones a cambio de trabajo, influyendo negativamente en sus carreras si lo rechazaban.

En un principio el tenor negó todas las acusaciones y afirmó que no ocupaba una posición de poder sobre sus compañeras y sus carreras. Además señalaba: «Creo que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre aceptadas y consentidas. La gente que me conoce o que ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que pueda hacer daño, ofender o avergonzar a alguien de manera intencionada». Pero el resultado de una investigación aseguraba que tuvo un comportamiento sexual inapropiado por lo que Plácido Domingo asumió su responsabilidad y pidió perdón a todas esas mujeres por el dolor que les causó.

En su defensa salió Bertrand Ndongo, quién publicó por aquel entonces en su Twitter: «Solo basta con presentarse en un medio de comunicación y decir que te han tocado una oreja, sin prueba, para hundir la carrera de cualquier icono artístico. Plácido Domingo, sin ser condenado por ningún organismo competente, está sufriendo los efectos de esta moda oportunista».

Y a pesar de que el tenor había admitido los hechos en aquella época, Ndongo volvía a publicar un tuit en su cuenta personal en relación al tema defendiéndolo y poniendo en entredicho las acusaciones:  «No cambio ni una coma de este tuit. Sigo pensando que lo ocurrido no puede servir para arruinar la carrera de un gran artista conocido a nivel mundial como Plácido Domingo. No ha violado ni agredido sexualmente a nadie. Su caso no tiene nada que ver con el de Harvey Weinstein», señalaba Bertrand Ndongo.