La empresa estatal ucraniana Ukrtransgaz ofreció hoy a Europa 12.000 metros cúbicos de almacenamiento subterráneo de gas para garantizar el suministro ininterrumpido a Hungría y evitar «una eventual amenaza» a la seguridad energética por parte de Rusia durante la próxima temporada invernal.

«Actualmente, Ucrania puede ofrecer a los consumidores europeos unos 12.000 millones de metros cúbicos de almacenamiento», declaró en un comunicado Ukrtransgaz, que solo utiliza entre el 50 % y 60 % de la capacidad de sus 11 almacenes.

La entidad ofrece este servicio especialmente a los países de Europa central y del este.

Cita como ejemplo a Hungría, que consume más de 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural al año, de los que más del 75 % está cubierto por Rusia.

«Las instalaciones de almacenamiento subterráneo de Ucrania pueden ayudar a Hungría a suministrar gas sin interrupción a sus consumidores durante el próximo invierno, si Rusia suspende el tránsito de gas a través de Ucrania a los países de la Unión Europea a partir del 1 de enero de 2020», señala.

En esa fecha un contrato de diez años de vigencia entre la gasística estatal ucraniana Naftogaz y la rusa Gazprom expirará, al no ser que las partes alcancen un acuerdo para prolongarlo.

En el marco de una disputa entre ambas empresas un tribunal de arbitraje de Estocolmo ordenó a Gazprom reembolsar a Naftogaz 4.600 millones de dólares por haber violado los términos de este contrato y del contrato para los suministros de gas a Ucrania.

El viceministro ruso de Energía, Anatoli Yanovsky, confió hoy no obstante en que ambas partes lograrán un acuerdo nuevo sobre el tránsito de gas en las conversaciones trilaterales entre Rusia, Ucrania y la Comisión Europea en mayo o en octubre, indicó la agencia estatal rusa RIA Nóvosti.

«El tránsito se mantendrá si el nuevo contrato es firmado. Estoy seguro de que llegaremos a un consenso. No tengo dudas», sostuvo.