La Unión General de Trabajadores ha registrado una denuncia ante la Inspección de Trabajo de Madrid contra la plataforma digital Amazon Flex, basada en un modelo de reparto similar al de otras plataformas de reparto de comida, con la particularidad de que utiliza personas que trabajan con sus propios turismos.

El sindicato denuncia que Amazon Flex reproduce las mismas líneas de actuación de otras plataformas como Deliveroo, Glovo, Ubereats o Stuart, utilizando la figura del falso autónomo a pesar de que numerosas sentencias ya han determinado la existencia de una relación laboral entre los repartidores y dichas plataformas.

Para UGT, los principales elementos que revelan que los trabajadores y trabajadoras de Amazon Flex no son autónomos son:

  • Un sistema de reparto determinado por la empresa, en la que es ésta la que selecciona el número de paquetes y la zona a repartir en cada franja horaria. El sistema de pago es por bloques de dos horas y cada bloque son 28 euros. De ese total, hay que descontar el combustible del vehículo, el seguro del mismo y los impuestos por ser autónomo. Al final, la hora de trabajo sale a cinco euros.
  • Un sistema de evaluación constante, por parte de la plataforma y el cliente, que determina la cantidad de horas a trabajar la siguiente semana.
  • La obligación de aceptar las condiciones impuestas por Amazon, como el cumplimiento del Código de Conducta de Proveedores de la empresa.
  • Una formación previa obligatoria, en la que debes visionar 6 videos antes de iniciar la actividad de reparto.

El Gobierno debe actuar ya

Por ello, UGT ha presentado esta denuncia y, en breve, lo hará también en Barcelona, Bilbao y Sevilla, con el objetivo de corroborar el fraude que existe tanto en la contratación, como en la relación laboral y en la cotización a la Seguridad Social. En este sentido, el sindicato denuncia que Amazon está obstaculizando la acción de la Inspección y ésta ha tenido que levantar acta de obstrucción por no facilitar la información de los trabajadores que realizan el reparto bajo las órdenes de esta empresa, signo inequívoco de la situación de ilegalidad en la que claramente se encuentran.

El sindicato exige al Ministerio de Trabajo que impida de manera inmediata que se siga ampliando el fraude contra los trabajadores y contra la Seguridad Social, que ya afecta a numerosos sectores productivos de nuestro país y supone una continua indefensión para el conjunto de los trabajadores. Las grandes corporaciones siguen eludiendo la responsabilidad que tienen con el conjunto de la sociedad, económica y fiscalmente, y no se puede esperar más. Hace falta una respuesta contundente de manera urgente.

Además, UGT reclama a la sociedad en su conjunto, con motivo del Amazon Prime Day que se celebra estos días, que sea consciente de que quien le lleva a casa su producto tan barato puede que no cobre ni el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) después de pagar todos los impuestos, ni siquiera llegar a los 600 euros al mes.

La Unión General de Trabajadores, tanto a nivel Confederal como desde la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC-UGT), seguirá movilizándose por la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras y el cumplimiento de la legislación laboral. Lo barato y rápido al final sale caro, empobrece a los trabajadores y pone en riesgo la calidad del empleo, la salud de las personas y los pilares básicos del Estado de Bienestar.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario