Hoy, 5 de abril, se está desarrollando en Bruselas el seminario, organizado por la Fundación Francisco Largo Caballero, «Nuevas políticas de igualdad y no discriminación de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo, mediante el diálogo social y la negociación colectiva». Se trata de un proyecto de investigación que con el mismo título está realizando la Fundación en colaboración con la Fundación ONCE.

En dicho proyecto, desde su inicio con grupos de trabajo, así como en la jornada realizada el pasado 20 de marzo, ha participado de forma proactiva y crítica FeSMC-UGT en la figura de Alvaro Vicioso, de la Secretaría Federal de Acción Sindical. En el seminario se han podido intercambiar experiencias de diversos países de la UE respecto de situaciones correctas de personas con discapacidad en el ámbito laboral, tales como en Bélgica, Francia e Italia.

Porque, en consideración de FeSMC-UGT y sin entrar a cuestionar la labor social de los Centros Especiales de Empleo (o Centros de Atención a la Discapacidad) como herramienta para proveer de oportunidades de empleo a las personas con discapacidad, los datos ponen de manifiesto que el empleo en el “mercado de trabajo protegido” es de menor calidad que en las empresas ordinarias, a pesar de que se subvenciona en mayor medida que otras fórmulas de inserción social. Esta fórmula es especialmente lesiva cuando las empresas ordinarias llegan a constituir sus propios centros especiales de empleo, con el único fin de la reducción de costes para poder competir de una forma desleal en todo tipo de sectores productivos de nuestro país.

Por todo ello, FeSMC-UGT defiende, al igual que toda nuestra confederación sindical de UGT el término “Igual trabajo = Igual salario y condiciones laborales”, porque sólo con el hecho de incluir una cláusula de cuota de reserva para las personas con discapacidad, aunque sea la que recoge la legislación, ya estaríamos garantizando la contratación directa y poniendo freno al uso de medidas alternativas. La contratación directa de la persona discapacitada por parte del empresario es la mejor garantía para que disfruten de las mismas condiciones laborales y salariales que el resto de trabajadores en igualdad de condiciones.

Por tanto, FeSMC-UGT siempre apoyará todas aquellas medidas y cláusulas de impulso a la contratación, adaptación de puestos de trabajo y de igualdad de trato de las personas con discapacidad.