La Secretaria Confederal de UGT, Adela Carrió, ha reclamado “lograr la igualdad en el acceso y mantenimiento del empleo para las trabajadoras y trabajadores con VIH. Debemos lograr la igualdad de trato y promover y defender los derechos de las personas afectadas, especialmente de todas aquellas que se encuentran en riesgo de discriminación”.

Adela Carrió ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el XI Congreso de CESIDA, donde ha señalado que “las personas con VIH se tienen que enfrentar, con frecuencia, al estigma y la discriminación en su lugar de trabajo. Continuamos detectando discriminaciones en el acceso al empleo, en las promociones internas, rechazos en su puesto de trabajo, despidos, falta de confidencialidad y la obligación, en algunos casos, de realizarse pruebas serológicas innecesarias”.

“El trabajo, que constituye el principal factor de socialización y generador de derechos, se está negando a las trabajadoras y trabajadores con SIDA”, ha manifestado. Por ello, ha reclamado el cumplimiento de la Agenda 2030 de la ONU, “acelerando esfuerzos comunes con el fin de conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030, entre los que se incluye poner fin a la epidemia de SIDA”.

Incluir en los convenios más garantías para este colectivo

Adela Carrió ha afirmado que “UGT continúa trabajando por conseguir la equidad laboral, ya que sin ella no hay igualdad laboral, todos con derecho a acceder a un puesto de trabajo y al mantenimiento del mismo. No podemos permitir que las características personales o sociales de las personas trabajadoras sean un impedimento para acceder al empleo”.

Por ello, ha considerado fundamental “incluir en los convenios colectivos las necesarias garantías para la permanencia en el puesto de trabajo de las personas con enfermedades relacionadas con el VIH; el establecimiento de los ajustes razonables necesarios mientras sus condiciones de salud les permitan seguir trabajando; la disuasión de realización de cualquier prueba o cuestionario para la detección del VIH; que las ausencias temporales del trabajo motivadas por enfermedades relacionadas con el VIH o el SIDA no pueden constituir causa de despido, especialmente cuando se encuentren justificadas por una baja médica; y el derecho a recibir tratamiento y a adaptar horarios y puestos de trabajo”.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario