El pasado viernes, a las 14;30 horas de esta tarde, y por medios telemáticos muy rudimentarios a pesar de tratarse de empresa tecnológica, se constituyó la Comisión Negociadora del Grupo INDRA en relación con la intención de presentar un Expediente de Regulación de Empleo Temporal que afectaría a 3.746 trabajadores.

Desde UGT-FICA Madrid queremos manifestar nuestro rechazo a un ERTE que se descalifica por sí sólo. El Sindicato quiere hacer constar su enorme preocupación por el hecho de que una empresa nacional con beneficios -el último resultado arroja un beneficio de 150 millones de euros-, puntera en el sector de las nuevas tecnologías y cuyo principal cliente es el Estado, pretenda, en estos momentos tan dramáticos, trasladar una parte importante de sus costes sociales a las Arcas Públicas.

A falta de examinar la documentación que nos ha presentado la compañía, UGT FICA Madrid considera que el ERTE de INDRA no se justifica de ninguna de las maneras, toda vez que se mantienen todos los contratos que se han suscrito por la compañía.

En unos momentos en los que la sociedad española aplaude los gestos de solidaridad, colaboración y donación de las grandes empresas para combatir esta pandemia, el Sindicato considera que la apuesta de una empresa semipública como INDRA debería ser la de proponer otras alternativas como son el trabajo a distancia o teletrabajo, tal y  como se recoge en el Real Decreto de Medidas Urgentes que se aprobó el pasado miércoles día 18 de marzo, y nunca la opción elegida por la empresa de enviar a 3.746 personas al paro.

Hay que añadir, además, que INDRA es una tecnológica española de referencia dentro y fuera de nuestras fronteras, por lo que debería tener en cuenta las repercusiones negativas en términos de marca que tiene su intención de aplicar un ERTE a sus trabajadores y trabajadoras.

Por todo ello reclamamos a la empresa la retirada del ERTE y la negociación de medidas alternativas para facilitar el trabajo y la conservación de TODOS los puestos de trabajo.