El Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha anunciado hoy que el sindicato ha presentado una demanda de conflicto colectivo contra Glovo, “con el fin de que sus 8.000 trabajadores sean reconocidos como trabajadores por cuenta ajena y no como empleados autónomos, como señala la empresa”.

Gonzalo Pino ha realizado estas declaraciones durante la rueda de prensa de presentación de la estrategia del sindicato ante la situación del empleo en las plataformas digitales, en la que han intervenido, además, el Coordinador de la Plataforma Sindical “Tu Respuesta Sindical YA”, Rubén Ranz, y el abogado del sindicato, Manuel de la Rocha.

En el acto, Pino ha afirmado que “es una demanda presentada por las tres federaciones estatales del sindicato (FeSP-UGT; UGT-FICA y FeSMC-UGT), junto con la Confederación, con el claro planteamiento de combatir este sistema de trabajo precario. Es la primera vez en España que se afronta ante la Audiencia Nacional una situación de falsos autónomos, y UGT está al frente de ella”, ha señalado.

En este sentido, ha manifestado que UGT “ha cambiado de estrategia en relación a las plataformas digitales. Hemos pasado de denunciar a estas empresas ante la Inspección de Trabajo, o de interponer varias demandas individuales por despidos improcedentes, a abordar el problema desde una perspectiva más colectiva, ya que estas empresas no llegaban a ir nunca a juicio porque indemnizaban a los trabajadores (incluso triplicándoles la indemnización), o los mismos empleados tenían miedo de denunciar por no perder su trabajo”.

Por ello, el abogado del sindicato, Manuel de la Rocha, ha anunciado que UGT ha pasado a “judicializar cualquier actitud de las plataformas que atenten contra el derecho del trabajo, presentando demandas de conflicto colectivo contra estas plataformas; apoyando las demandas de oficio iniciadas por la Tesorería General de la Seguridad Social contra Deliveroo; estudiando denunciar la carta de acuerdo de interés profesional de esta empresa con ASOriders, la asociación promovida por Deliveroo (que no representa a los repartidores) para encubrir a los falsos autónomos; y demostrar y denunciar la deuda de las principales plataformas con la Seguridad Social”.

Estas empresas “buscan no pagar la Seguridad Social y todos los impuestos sociales en nuestro país, evadiendo cualquier responsabilidad”, ha afirmado Gonzalo Pino. “Deliveroo tiene acumulada una deuda de tres millones de euros en cuotas no satisfechas a la Seguridad Social, Glovo tiene un acta de liquidación de la Inspección de casi 400.000 euros y un montante superior a los 9 millones de euros si la Inspección le sancionara. Urge que la Administración aclare esta situación y que ordene la devolución del pago de las cuotas de estos falsos autónomos”.

Deja un comentario