La Unión General de Trabajadores quiere hacer público su frontal rechazo a la propuesta de Directiva aprobada en el día de hoy en el Parlamento Europeo.

Aunque es evidente que la ley de derechos de autor necesita una reforma que la adapte a la nueva realidad digital, este argumento no puede poner en peligro la integridad de derechos fundamentales.

La actual redacción de la propuesta, especialmente la que concierne al artículo 13, genera una evidente colisión con derechos tales como el secreto de las comunicaciones y a la libertad de expresión, además de contradecir los actuales parámetros de neutralidad de la Red, lo que redundaría en una insoportable inseguridad jurídica.

La actualización de los legítimos derechos de autor no puede convertirse en una nueva forma de censura, de carácter transnacional, que traslada las disputas desde las sedes judiciales a los proveedores de contenidos y a las operadoras de telecomunicaciones. La propuesta liderada por los conservadores europeos eleva los derechos de autor a una categoría superior a un derecho fundamental como es el de la libertad de expresión, convirtiendo al Mercado Único Digital en una suerte de Gran Hermano incompatible con una sociedad libre, plural e inclusiva.

En este sentido, UGT realizará las acciones oportunas para frenar esta iniciativa en los siguientes pasos de codecisión (Consejo Europeo y regreso al Europarlamento) con el objetivo de confeccionar una nueva ley que aúne los intereses de todas las partes implicadas sin menoscabar los derechos fundamentales de la ciudadanía europea y española.

Deja un comentario