CCOO y UGT han convocado concentraciones el próximo 29 de marzo ante las sedes de las compañías Endesa, Iberdrola y Naturgy, como propietarias de las centrales nucleares de Almaraz (Cáceres) y Vandellós II (Tarragona), para exigir inversiones en seguridad y el mantenimiento del empleo. Los sindicatos quieren obtener su compromiso de que continuarán con la operación de las centrales con las inversiones necesarias para una explotación segura.

UGT y CCOO han asegurado estar trabajando para la consecución de medidas encaminadas a una transición justa donde se tenga en cuenta el empleo, el PIB industrial y evitar la desertización en las comarcas. «Los trabajadores del sector anhelan certidumbre, transparencia y garantías», han explicado, y en cambio «observan con inquietud los movimientos de las empresas propietarias a la hora de solicitar los permisos de explotación de Almaraz y Vandellós II».

Las centrales nucleares llevan años preparándose para el alargamiento de la vida útil de las centrales, han recordado los sindicatos, por lo que han pedido a las empresas propietarias «responsabilidad» a la hora de solicitar los nuevos permisos de explotación.

Con el acuerdo alcanzado esta semana, las tres empresas propietarias solicitarán extender la operación del grupo I de la central de Almaraz durante 7,4 años y la del grupo II durante 8,2, aunque la central no podrá optar a un nuevo permiso después de 2028.

En el caso de Vandellós II, cuyo actual permiso expira en junio de 2020, podrá operar con el nuevo que se solicita ahora hasta julio de 2030, y después pedir una prórroga más fijando su cierre para 2035.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario