Tras una presión social a gran escala en la Costa da Morte la Xunta acaba de echar abajo los otros dos proyectos que la multinacional portuguesa EDP Renovables (EDPR) pretendía instalar en las inmediaciones de este singular macizo costero. Ahora, entidades y particulares se preparan para la batalla definitiva en defensa del paisaje por el que suspiraba en sus poemas Eduardo Pondal, autor del himno gallego.

Los Penedos de Pasarela y Traba fueron declarados como paisaje protegido por la Xunta de Galicia en el año 2008 / Salvemos Cabana

En este sentido, la Asociación de Defensa ambiental Salvemos Cabana ha celebrado la denegación del permiso ambiental de ambos proyectos (Soesto y Monte Chan), recordando la importancia de luchar activamente contra el tercer intento de la compañía en la zona, el parque eólico Pena dos Mouros, por su inasumible impacto sobre paisaje y biodiversidad.

Para el colectivo, este último plan energético de EDP Renovables no debe autorizarse al estar situado en una zona de máxima sensibilidad ambiental situada entre las localidades coruñesas de Laxe, Vimianzo y Camariñas.

Salvemos Cabana considera que al igual que los dos proyectos ahora cancelados, el parque eólico Pena dos Mouros puede asestar «un duro golpe» no solo al medio ambiente sino a toda la actividad económica derivada del turismo sostenible, del que de manera directa e indirecta dependen muchas familias en la comarca.

OCHO AEROGENERADORES GIGANTES EN MITAD DE UNO DE LOS MEJORES PAISAJES GALLEGOS

La entidad ambiental explica que el proyecto eólico de EDPR afectará seriamente al entorno del paisaje protegido de los Penedos de Pasarela y Traba, que situado entre Laxe y Vimianzo está amparado por el Decreto autonómico 294/2008, que reconoce al paraje como «un paisaje singular que destaca por su belleza» y que «las peñas no son únicamente piedras amorfas y sin valor» sino «elementos figurativos, perceptuales y culturales de las paisajes».

En cuanto a la protección de la biodiversidad, el colectivo destaca que la central eólica está planteada en el área de distribución potencial de la subespecie lusitanica del escribano palustre (Emberiza schoeniclus L. subsp. lusitatica Steinbacher), en peligro de extinción, y afecta a las zonas 1, 2 y 3 del Plan de Gestión del lobo en Galicia.

Sin embargo, la mayor problemática del parque eólico Pena dos Mouros para Salvemos Cabana estriba en la cercanía de espacios de la Red Natura 2000, pues se encontraría en su punto más cercano a tan solo 125 metros de la Zona Especial de Conservación (ZEC) Costa da Morte (código ES1110005) y a 285 metros de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Costa da Morte Norte, que cuenta con la presencia de hasta nueve especies catalogadas en situación de «Vulnerable» o superior según los catálogos oficiales de la legislación gallega y estatal. Por otra parte, señalan que la propia empresa ha detectado en los trabajos de campo nueve especies de quirópteros, de las que tres están catalogadas como «Vulnerable» a nivel de conservación en la legislación estatal y autonómica.

PRESENTACIÓN DE ALEGACIONES HASTA EL 20 DE ABRIL

Por estos motivos, el grupo ambiental urge a presentar alegaciones, recordando que la documentación del parque eólico Pena dos Mouros puede consultarse online en ir.gl/eolicopenadosmouros y las alegaciones públicas generales preparadas por el colectivo estarán disponibles para su envío a la Admninistración a partir del próximo 10 de abril en ir.gl/alegapenadosmouros, mientras que el plazo de entrega finaliza el próximo jueves 20 de abril.