Karl-Maria Kertbeny, cuyo verdadero apellido era Benkert, nació en Viena 28 de febrero de 1824. Fue un escritor, poeta, traductor del húngaro al alemán, patriota húngaro y pionero del movimiento homosexual. Fue el creador de los términos «heterosexual» y «homosexual» en 1868 y 1869 respectivamente.

Durante la juventud de Kertbeny, uno de sus amigos se suicidó tras ser chantajeado por su condición de homosexual. Esto impresionó vivamente a Kertbeny y se propuso combatir toda forma de injusticia, convirtiéndose en un activo reivindicador de los derechos de los homosexuales.

Kertbeny publicaría una infinidad de textos sobre la homosexualidad, animado por un interés antropológico. Publicará numerosas obras en contra del párrafo 143 del Código Penal prusiano, que castigaba la homosexualidad y cuyo espíritu punitivo pervivirá en el párrafo 175 del Código Penal alemán.

Pionero en la defensa de homosexuales

Kertenby creía que las leyes en contra de la homosexualidad eran contrarias a los derechos del hombre y que los actos sexuales privados libremente consentidos no debían tener relevancia penal.

Entre los argumentos de los que fue precursor podemos encontrar su defensa de la homosexualidad como un estado innato y permanente de las personas, al contrario de lo que se indicaba en numerosas tesis de la época, que señalaban que era algo adquirido o modificable, considerando la homosexualidad un vicio.

Naturalización de los términos

En 1878, Kertenby escribiría sobre la homosexualidad en un capítulo de la obra Die Entdeckung der Seele (El descubrimiento del alma), del naturalista Gustav Jäger. El escrito sería rechazado por el editor, que lo encontraba excesivamente polémico. Sin embargo, en apoyo al trabajo del defensor de los derechos de los homosexuales, Jäger asumiría la terminología de Kertenby y la utilizaría en el resto de la obra.

El psiquiatra austro-húngaro Richard von Krafft-Ebing utilizará también esta terminología en su obra Psychopathia Sexualis de 1886, popularizando así los términos homosexual y heterosexual.

Fallecimiento

Murió en Budapest, el 23 de enero de 1882, probablemente por las secuelas de una sífilis que contrajo a los 38 años. Su tumba fue identificada en 2001 por la socióloga Judit Takács en el cementerio Kerepesi de Budapest.

La comunidad gay le erigió una nueva lápida y, desde 2002, le dedica anualmente una corona funeraria.