Sobre las 4.00 horas, el activista ha puesto siete lazos atados a las vallas que protegen el Ayuntamiento y uno ante las que protegen la Generalitat.

Antes, desde las 3.15 horas, empleados de limpieza municipales habían sacado todos los lazos de las vallas –estas son de titularidad municipal– y habían borrado los lazos dibujados con pintura sobre el suelo de la plaza, junto a una patrulla de la Guardia Urbana y cerca de otra de Mossos, la cual está toda la noche en la puerta de la Generalitat.

Pasadas las 5.00 horas, seguía en el balcón de la Generalitat la pancarta y el lazo amarillo que la Junta Electoral Central ha ordenado retirar.

El presidente Quim Torra dijo en un comunicado la tarde del miércoles que se iban a seguir las recomendaciones del Síndic de Greuges sobre retirar estos símbolos pero que el propio presidente «no da ni dará» ninguna orden para que se retiren.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario