El reconocido deportista y activista por los derechos LGTBI ha aprovechado su participación en el conocido programa para hablar de su libro, Balón amarillo, bandera arcoiris, en el que habla precisamente de la situación de todas y todos los deportistas LGTBI de élite.

Roberto le ha dado la bienvenida preguntándole por su libro, que se publicará este septiembre. El deportista ha reconocido que desde que decidió visibilizarse como deportista homosexual se ha convertido en un auténtico activista.

Guitiérrez ha aprovechado para hablar de la situación del colectivo homosexual en el entorno deportivo: “en el mundo del deporte hace falta muchísima visibilidad y referentes LGTBI” y explicar que, en su libro, cuenta su “historia y las dificultades a las que los deportistas  de primer nivel nos enfrentamos en el ámbito deportivo como homosexuales, lesbianas o personas trans. Todas las dificultades que tenemos en la infancia, la falta de referentes que hay”.

El público se ha roto en aplausos cuando el deportista ha terminado su reflexión diciendo que “la sociedad avanza en casi todos los ámbitos, pero en el deporte está un poquito estancado, así que hace falta que empujemos un poquito desde ahí”.

Diputado de Más Madrid explica a Vox la necesidad de la educación LGTBI

Eduardo Rubiño, Diputado en la Asamblea por Más Madrid, decidió ser atajante contra Alicia Rubio de Vox, que volvió a hablar de adoctrinamiento LGTBI.

«Y que tantos niños hayan crecido y que un día vuelvan la vista atrás y se pregunten por qué los libros, porqué los cuentos nunca hablaban de ellos, es eso era la verdadera anormalidad que ocurría en nuestra sociedad», comenzaba Rubiño.

«Resulta que todos los niños nos merecemos crecer sabiendo que podemos ser felices, todos los niños lo merecen y, a veces, para eso hace falta algo tan sencillo como un cuento, como una charla o como educación en unas escuelas libres y seguras que nos permitan crecer en libertad», continuaba.

«No tienen que tener ustedes tanto miedo, señora Rubio, a que sus hijos conozcan cosas distintas. Los niños LGTB durante muchísimos años hemos crecido en una escuela para la que no existíamos y donde, sencillamente, nuestra realidad con películas también, que hablaban de siempre de protagonistas heterosexuales, con cuentos, con protagonistas heterosexuales en una sociedad hegemónicamente hetero sexual y no por eso hemos dejado de ser personas LGTBI cuando hemos crecido y hemos madurado y cuando hemos desarrollado nuestra identidad».

«¿Sabe que es adoctrinamiento, señora Alicia Rubio? Adoctrinamiento es ocultar deliberadamente a los niños y las niñas la belleza del mundo que van a vivir como adultos. Esa, señora Rubio, es la ideología de género en la que hemos vivido siempre inmersos, en la que ustedes nos han metido hasta el tuétano durante décadas de forma asfixiante. Yo sé que para ustedes les da muchísimo miedo que eso se esté empezando a acabar, pero es que el velo del adoctrinamiento que está cayendo es el que ustedes les gustaría que siguiera en marcha, como el que durante 40 años en este país aplicó la dictadura franquista con su moral nacional católica y se enseñaba en las escuelas», arremetía Rubiño.

«Eso, señora Rubio, sí que era adoctrinamiento y nos ha costado mucho dejarlo atrás. Mire, señora Rubio, no hay un único modelo de familia, un único modelo de amar, un único modelo de vivir la identidad o un único modelo para ser feliz, es lo que se está abriendo paso. Sencillamente es una sociedad más libre», concluía.

DEJA UNA RESPUESTA