El exvicepresidente de la empresa estatal Petro Perú Miguel Atala confesó haber actuado como testaferro del fallecido expresidente peruano Alan García para recibir 1,3 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht, según informó el portal IDL Reporteros.

«Por primera vez en la historia del caso Lava Jato en el Perú, uno de los principales involucrados delata al expresidente Alan García», escribió IDL Reporteros en su cuenta de Twitter.

«Miguel Atala confesó ante la Fiscalía que actuó como testaferro de García para recibir US$ 1.3 millones de Odebrecht», agregó el portal de investigación periodística.

Alan García se suicidó el pasado día 17 cuando un fiscal acompañado por policías llegó a su casa en Lima para detenerlo en forma preliminar por los presuntos sobornos entregados por Odebrecht en su segundo gobierno (2006-2011).

Fuente