Un ataque con armas y explosivos provocó este miércoles el incendio de un lote de vehículos en el balneario caribeño de Cancún sin que se reportara de muertos ni heridos, informó la policía del estado mexicano de Quintana Roo.

El lote de autos «fue incendiado aparentemente de forma intencional», confirmó el Secretario de Seguridad Pública (SSP) del estado de Quintana Roo, Alberto Capella, en su cuenta de las redes sociales de Twitter.

Fuentes de prensa aseguran que en este incendio fueron destruidos siete automóviles y dos motocicletas.

El funcionario informó de que la policía ha localizado en una zona cercana «un vehículo con olor a gasolina, presuntamente responsable del hecho» en este lote, que se dedica al arrendamiento de automóviles y tiene una pista de go-karts.

Presuntamente el ataque fue perpetrado desde este vehículo, el mismo que abandonó el lugar de los hechos minutos antes de que sucediera la explosión para ser abandonada unos metros mas adelante, en las inmediaciones de uno lujoso fraccionamiento de residencias.

La zona del incidente ha sido resguardada por las autoridades y no hay riesgo para los vecinos, señaló Capella al confirmar que no se han reportado personas heridas ni fallecidas a causa de este incendio.

Previamente, algunos vecinos de la zona informaron al teléfono de emergencia 911 un enfrentamiento en este lote de autos.

Empleados del establecimiento señalaron que los delincuentes arrojaron lo que parecía una granada y además dispararon en varias ocasiones lo que causó que los vehículos comenzaron a arder.

Al lugar llegaron los Bomberos para apagar el incendio, así como diversas corporaciones policiales, mientras que guardias de tráfico municipal trabajan para que fluya la circulación de vehículos.

Sobre el móvil del ataque todavía no se ha especificado nada de manera oficial, aunque se presupone que fue por el cobro de derecho de piso que el dueño no cumplió con alguna banda del crimen organizado.

Cancún, principal centro turístico del Caribe mexicano, registró 550 ejecuciones en 2018, y en lo que va del 2019 ya son más de 100 las muertes relacionadas con el crimen organizado, que se disputa la venta de drogas en este principal destino turístico de México.