Seis empresas agrícolas vinculadas al aristócrata y terrateniente Pedro de Borbón Dos Sicilias, duque de Calabria e hijo del fallecido infante Carlos de Borbón han recibido en los últimos años más de un millón de euros en subvenciones públicas, concedidas en la mayoría de los casos al amparo de la Política Agraria Común (PAC) de la UE.

Una de las sociedades beneficiadas es Explotaciones Agrícolas Cerezuela y Conesa, SL, cuyo objeto social son las «explotaciones e investigaciones agrícolas y ganaderas, y la formación y capacitación en agricultura y ganadería»  y de la que Pedro de Borbón es administrador único y propietario.

Monte Jaraba, SL, con objeto social «la obtención de productos de la tierra y ganadería, como consecuencia del cultivo o trabajo de la misma», figura como receptora de otra de las subvenciones concedidas, también con Pedro de Borbón como administrador y socio único.

Agrocinegética Borbón, SL, cuyo administrador único y propietario es también el duque de Calabria, dedicada al «cultivo de cereales y otros productos vegetales» ha sido receptora de otra de las subvenciones.

Y por último, Dehesa de la Higuera S.L. en la que figuran como administradores Pedro de Borbón, su hermana Cristina y la madre de ambos, Ana de Orleans y Orleans-Braganza, viuda de Carlos de Borbón, dedicada al «cultivo de cereales en la modalidad de secano, actividad de caza y explotación forestal subvencionada» recibiría otra parte de las ayudas.

Borbones y la amnistía fiscal

La infanta Alicia de Borbón-Parma, su hijo, el infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias y dos de sus nietos se acogieron a la amnistía fiscal de 2012 y aprovecharon para regularizar hasta cuatro millones de euros, parte de ese dinero procede de la herencia de la sobrina de Alfonso XIII, María Cristina de Borbón-Parma Habsburgo fallecida en Viena en 2009.

Los cuatro miembros de la saga real española escondían ese dinero en Ginebra y tras declararlo, pagaron 73.000 euros en impuestos, tan solo un 1’84% de lo defraudado a la Hacienda española.

Hay que señalar que el Gobierno anunció en su momento -al aprobar la amnistía fiscal- que habría un «gravamen especial» del 10% para regularizar las rentas no declaradas. Por tanto, a priori, todas estas operaciones son legales.

Según el diario El Mundo Juan de Borbón, conde de Barcelona, dejó a sus hijos un patrimonio que se encontraba en tres cuentas en Suiza que al cambio actual serían unos 7,8 millones de euros además de un patrimonio inmobiliario cercano a los 350 millones de pesetas.


Fuentes: eldiario.es, El Boletín, nuevodiario, La Marea, Diagonal Periódico (El Salto)