Los horarios de los comercios locales se han visto extendidos por culpa de la globalización y los tiempos que marcan las multinacionales. Las empresas con grandes facturaciones pueden tener empleados a diferentes horas y cubrir horarios con los que un negocio local solo puede soñar.

Este hecho repercute directamente en la compatibilidad entre vida laboral y familiar de quienes regentan estos locales. Los negocios que antes cerraban a las 7:30 o las 8:00, se ven obligados en muchas ocasiones a extender las horas para poder competir con las grandes empresas. O eso creíamos.

El dueño de una tienda de ropa nos ha dado una gran lección de sentido común al colgar un cartel en el escaparate de su local que se ha hecho viral en Twitter explicando los motivos del cambio de horario.

“Estamos cerrando a las 19.00 horas y nos ha ido tan bien como un mes que cerramos a las 21.30. La gente se acostumbra al horario y a hacer las cosas temprano”, explicó el dueño del comercio, como se puede ver en la foto que ha publicado la usuaria Aline Kuppenheim. 

Este cambio de hora ha logrado que lo más importante tenga tiempo en su vida: “Lo mejor de todo es que llego a mi casa y puedo ver a mis hijas despiertas”. Toda una lección al capitalismo y a los que creen que el dinero es lo prioritario.