Kabul ha caído en manos de los extremistas. El presidente afgano, Ashraf Ghani, huyó del país rumbo a Tayikistán apenas horas después de que los talibán se plantasen en las puertas de Kabul y anunciasen en un comunicado, un alto a sus operaciones hasta «la conclusión de un acuerdo de transición».

Quien fuera eterno número dos del Gobierno, Abdullah Abdullah, fue quien reveló que el presidente se encontraba ya en Tayikistán. Aparentemente, camino de Omán. Desde algún lugar, Gani terminó el día con este mensaje: “Los talibanes han ganado. Ahora les corresponde la preservación del país”.

En el comunicado talibán, que culmina dos semanas de ofensiva sin resistencia, los radicales indicaron inicialmente que «dado que la capital está densamente poblada, los muyaidín del Emirato Islámico no tienen intención de entrar en la ciudad por la fuerza o con guerra, sino hacerlo pacíficamente a través de una negociación en curso, para asegurarse de que un proceso transitorio se completa de forma segura, sin comprometer vidas, propiedad o el honor de nadie, y sin poner en riesgo las vidas de los kabulíes».

8 años en Guantánamo

Un comandante de los talibanes que este domingo se hallaba en el palacio presidencial junto con otros insurgentes dijo en un discurso que estuvo recluido en el centro de detención de Guantánamo durante ocho años.

La palabras del extremista, cuya identidad no ha trascendido, fueron enunciadas en el marco de una transmisión en vivo del canal Al-Jazeera, mientras la capital de Afganistán, Kabul, se sumía en el caos tras la entrada de los talibanes en la ciudad y la huida del presidente Ashraf Ghani.

“Llevan 20 años oprimiendo a nuestro pueblo. Gracias, Dios”, dijo el jefe en una referencia al Gobierno afgano caído. “Estuve detenido en el campo de Guantánamo durante ocho años”, continuó.

 

 

 

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA