Joan Coma i Roura, un concejal del partido antisistema de las CUP en la localidad barcelonesa de Vic, ha colgado un tuit en el que alenta a los ciudadanos a que abracen y tosan en la cara al Ejército, tras el anuncio del Gobierno de echar manos de los militares para ayudar en las tareas de control del coronavirus.

«Si veiem a l’exercit abraçem-los fort, tot tossint-los a la cara. Igual així se’n van i no tornen més» («Si vemos al Ejército, abracémoslos fuerte, tosiéndoles en la cara. Igual así se van y no vuelven más»), ha escrito en su perfil de Twitter.

Las Fuerzas Armadas han llegado este jueves a Cataluña para llevar a cabo las tareas de desinfección en el aeropuerto de Barcelona y en el Port de la ciudad y desinfectarán lugares de paso que se consideran zonas vector del contagio, como zonas de trabajo, salas de espera, mostradores de facturación, áreas de descanso y escaleras mecánicas.

En 2017, el concejal era detenido por los Mossos d´Esquadra al estar siendo investigado por presunta incitación a la sedición por haber apelado a la desobediencia de los tribunales españoles en un pleno municipal. El juez de la Audiencia Nacional le puso en libertad con cargos y le retiró el pasaporte.

Joan Coma i Roura eliminó el mensaje pero a muchos usuarios les ha dado tiempo a hacer capturas del tuit y difundirlas con las consiguientes reacciones del resto de usuarios de la red social.

El tuit de Coma i Roura podría constituir una violación del código de conducta de los altos cargos del Ayuntamiento de Vic, que insta a «respetar los derechos fundamentales y libertades públicas, y evitar cualquier actuación que pueda producir discriminación por razón de nacimiento» y «fomentar los valores cívicos, así como tener una actitud pública ejemplar y respetuosa en sus intervenciones».