Kike Román

Siempre me ha interesado pensar y desarrollar situaciones diferentes que proporcionen valores añadidos en escenarios donde haya una necesidad, o donde previsiblemente, se vaya a crear. La anticipación siempre es prevención, además prevenir es antidepresivo. Llevo bastante tiempo queriendo expresar lo que a continuación voy a exponer, pero nunca veía el momento. Ahora creo que es una buena oportunidad para manifestar lo que siempre ha estado en la nevera.

Gracias a la gran opción comunicativa que se presenta en estos momentos de la Historia, y aprovechando el poder de difusión que poseen el  entorno de las Redes Sociales, presento este escrito que realicé en el año 2001 como recipiente para descargar lo que siempre estuvo en la mente. Supongo que en la actualidad habría que revisarlo y ponerlo al día. Si alguno de vosotros quiere aportar o modificar algo, está a vuestra disposición. Además es necesario socializar el conocimiento, es obligatorio para el progreso. Los “cordones sanitarios” – frase de moda – y la radicalidad del no diálogo, establece separatismo y paralización en el avance de nuestras vidas. El político que dice: “con este no hablo”… malo, no es Estadista, no tiene sentido de Estado… no es político.

La idea sería deseable aplicarla, en un principio, a un tipo “especial” de evento. Siempre diferente del resto y que tuviera una gran repercusión mediática, anunciando un esperanzador cambio de orden formativo.

Este pensamiento positivo lo llamo de diferentes formas: “Bucle de la vida”, “Gente para la Gente”, “La experiencia, un valor como retorno de la inversión”; para ser más claro: “el que termine que empiece… a formar”. Que sea formador de la vida y de sus medios. Mi sueño, nuestro sueño, que no fantasía, ni utopía, es trasladar a una Entidad o Institución, tanto pública como privada, y que crean en esta reflexión, que fueran ellos quienes lideraran, en principio, proyectos que facilite el envejecimiento activo. Esto cimentará las bases de una nueva ideología y que provocará nuevos valores y principios. El camino es amplio, muy amplio… pero hay que dibujar en él, sin falta, las líneas conductoras de intensidad.

Tenemos los elementos claves: la persona que empieza, el niño o joven, la persona que termina¿?, el que se jubila, el de la experiencia. Este ultimo es la clave. El joven necesita la voz cercana y firme de la experiencia. Para mí está muy claro. El niño, el joven, el adulto, todos necesitan saber y obtener de los que son experimentados; saber de cualidades, de situaciones, de resoluciones, de resiliencia, de “navegar” sin deriva.

Varios escenarios son básicos para echar a andar este producto ideológico. La Familia, La Escuela, La Universidad y La Empresa.

La formación, en todas sus facetas, desde la base, desde la raíz, desde el inicio; el momento justo e importante de un buen aprendizaje.

El evento sería el desencadenante del “Bucle de la Vida” o «Gente para la Gente”. Después para afianzar o crear ideología se crearían “Centros Formadores Especializados”… en ofrecer EXPERIENCIA, en ofrecer ilusión por la vida, tanto al formador como al formado. Estos Centros estarán en boca del mundo mediático y a su vez de la población, que vería con buenos ojos que sus mayores no terminan sino que empiezan… a formar.

Para hablar claro, los profesores serían “los jubilados”. Simplemente podrían impartir: Riqueza interior, que queremos ser de mayor, descubrir nuestras cualidades, lo que nos motiva, mejora de pensamientos, definir objetivos, cuidado de la relaciones interpersonales, libertad, gozar de la vida, y sobre todo MADUREZ. Los que aprenden también serían Formadores de la Vida.

El destinatario debería estar tranquilo, ya que la Formación que va a recibir no es complicada, es relajante: “El sentido común tiene que ser sencillo”. Este slogan será irradiado por los Formadores de la Vida, basado en la tolerancia, cercanía y firmeza, ingredientes que hoy día son escasos y que no disfrutamos de ellos… por que no se ofrecen, no se dan.

Estos formadores de la vida nos ayudarían a construir nuestros sueños, a ser Inteligentes Emocionales y sobre todo a ser buenas personas, más preocupados en SER que en TENER. Serán la base de nuestro Proyecto de Vida. Nuestro objetivo es un sueño que tiene plazo. Cuanto antes…mejor.

Grandes Empresas, Universidades, Entidades Públicas, la Ciencia… etc, son las fábricas que generan Jubilados, “personas que empiezan… a formar, a enseñar, a regalar lo que habitualmente… no se enseña”.

SIEMPRE ME HA ENCANTADO CONTAR CON MIS MAYORES.

Tu puedes y serás profesor cuando hayas crecido.