En respuesta a un incisivo informe publicado hoy por el grupo de expertos eminentes de la ONU sobre Yemen, que concluye que todas las partes en el conflicto podrían ser culpables de crímenes de guerra, Lynn Maalouf, directora de investigación para Oriente Medio de Amnistía Internacional, ha declarado:

“El grupo de expertos eminentes, en su primer informe, confirma lo que sabemos desde hace tres años, es decir, que todas las partes en el conflicto de Yemen actúan con total desprecio por la vida de las personas civiles. La coalición dirigida por Arabia Saudí y sus fuerzas aliadas, las fuerzas huzíes y otras fuerzas alineadas con el gobierno de Yemen cometen sistemáticamente ataques ilegítimos, restringen el acceso a la ayuda humanitaria; practican de forma generalizada detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas y reclutamiento de menores; y perpetran otras violaciones graves de derechos humanos que han infligido y siguen infligiendo un sufrimiento inimaginable a la población civil de Yemen.

“El control y unas medidas enérgicas de la comunidad internacional son más cruciales que nunca. Estados Unidos, Reino Unido y otros Estados deben hacer todo lo posible para prevenir nuevas violaciones de derechos y abordar la catastrófica crisis humanitaria. Deben empezar deteniendo de inmediato la entrada de armas en el país y poner fin a las restricciones arbitrarias de la Coalición a la asistencia humanitaria y a importaciones esenciales.

“El conflicto armado no ha finalizado y el mandato del grupo de expertos debe renovarse antes del 39º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos el mes que viene. Es fundamental que el grupo pueda investigar nuevas violaciones de derechos humanos y abusos, así como identificar a los responsables, con la misma minuciosidad e idéntico rigor”.

Deja un comentario