Borrador automático

Xan Pereira

Un informe encargado por un equipo de biofísicos finlandeses designados por Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, expone que el capitalismo tal como lo conocemos se ha acabado como consecuencia de la explotación insostenible de los recursos medioambientales del planeta.



Estamos ante una crisis global y común debido a una cada vez mayor desigualdad ante la ineptitud de los gobiernos. Empieza una nueva, según el informe, y la mentalidad capitalista no es capaz de abordarla.

Por “primera vez en la historia de la humanidad”, reza el informe, las economías capitalistas “están pasando a fuentes de energía menos eficientes”. La producción de energía utilizable con la que seguir potenciando “actividades humanas básicas y no básicas” en la civilización industrial “requerirá más esfuerzo, y no menos”. El motor de la transición al poscapitalismo es el declive de la energía barata y abundante.

En el último siglo, solo teníamos que hacer era extraer más y más petróleo del suelo, un poco de energía permitía extraer grandes cantidades de petróleo, gas y carbón. Sin embargo, esta ratio ha cambiado. Hoy día usamos más energía para extraer menores cantidades de combustibles fósiles, con mayores costes de producción para obtener lo necesario para mantener la maquinaria de la economía en marcha y el coste medioambiental es mucho mayor. Sin embargo, el sistema no quiere reconocer estos elevados costes porque no es capaz de asumir otro modelo económico distinto del capitalismo.

¿Por qué nos insisten en que la Seguridad Social está en quiebra?

El informe señala que hemos avanzado a un territorio impredecible y sin precedentes en el que la economía convencional no puede dar respuestas. El crecimiento económico se ha frenado, los bancos centrales han recurrido a tipos de interés negativos y están comprando grandes cantidades de deuda pública para mantener a flote nuestra economía, pero todo esto tiene un límite. Gobiernos y bancos se están quedando sin opciones. “Podría decirse sin dudar que no existen modelos económicos que puedan aplicarse a la nueva era”, señalan los científicos finlandeses.



Solo un camino posible

El único paso posible a dar por el sistema es aceptar el hecho de que no seremos capaces de mantener los niveles actuales de crecimiento económico. Según el informe, “Durante las próximas décadas, va a ser extremadamente difícil, cuando no imposible, satisfacer los niveles actuales de consumo energético con soluciones basadas en bajos niveles de emisiones de carbono”. La transición económica debe necesariamente ir acompañada de medidas para “reducir el consumo total de energía”.

El transporte, los alimentos y el sector de la construcción son clave en el cambio. Sin embargo, según el informe, el capitalismo «no será capaz de facilitar los cambios necesarios. Será precisa la intervención de los gobiernos y las instituciones deberán ajustar los mercados a los objetivos de supervivencia humana«. Actualmente, las perspectivas de que eso ocurra son escasas.

La actividad económica se rige por el significado ⎯mantener las mismas posibilidades para una vida aceptable a la vez que se reducen las emisiones drásticamente⎯ más que por el beneficio, y ese significado se creará política y colectivamente. Creo que este es el mejor caso posible en lo que respecta a un mercado moderno y a las instituciones de mercado. Sin embargo, no puede darse sin reformular profundamente el pensamiento económico-político«, sentencia el informe.

 

3 Comentarios

  1. Si que existen sistemas alternativos al capitalismo…

    Concretamente existe uno que puede dar respuesta a todos los problemas de este sistema, y se llama socialismo libertario.

  2. Hola Bona nit Bona hora i Bona Sort
    Ya era hora de que se diesen cuenta de que el capitalismo es la cosa mas inútil que ha creado el ser humano. Nos ha hecho perder mucho tiempo, mucho dinero y muchísimo esfuerzo
    Hace mucho tiempo que está en quiebra, y como decía el comentario anterior, alternativas las hay
    Un ejemplo de la física, hay dos depósitos de agua Unidos por una compuerta, en un depósito hay 100 litros y en el otro hay 50,
    Qué ocurre si levantamos la compuerta?

  3. A lo que llamáis «capitalismo», yo lo llamo «piramidalismo». Es mucho más preciso y correcto que llamarlo «capitalismo». Pues el capitalismo no es más que una etiquet otorgada para la época en que el legendario-primitivo «piramidalismo» (sociedades con jerarquías y clases socioeconómicas conformadas en estructuras-formas «piramidales») pasó a disponer de la «revolución industrial». Ahí empieza el «capitalismo». El «capitalismo» es la «revolución industrial» (revolución tecnológica y científica ó «tecnocientífica») bajo el (legendario-primitivo-ancestral) sistema «piramidalista».

Deja un comentario