El ‘think tank’ Instituto Polaco de Asuntos Internacionales (PISM, por sus iniciales en polaco) ha hecho públicas sus preocupaciones por la elección de Josep Borrell como Alto Representante de la Unión Europea para asuntos exteriores y política de seguridad,cargo que tiene que representar la política exterior de la Unión Europea, según una información de El Nacional.

El informe destaca una «gran experiencia en la política española» y subraya la «asertividad» como una de sus cualidades, sin embargo, señala que «los problemas legales de Borrell pueden suscitar preocupaciones sobre su candidatura«. Entre sus preocupaciones destacan que es probable que bloquee la situación de Kosovo para defender la postura española de no dar alas al independentismo catalán.

El informe recordando dos episodios altamente preocupantes: la multa con que fue sancionado el año pasado «por el uso de información confidencial» en la venta de acciones de Abengoa; y el hecho de que colaboradores suyos en el Ministerio de Hacienda fueron condenados a prisión por corrupción en 1999.

El texto señala, además, que no se puede descartar que «sus prioridades se verán afectadas por los intereses españoles«, entre los cuales la migración irregular y las relaciones con Latinoamérica.

Deja un comentario