Un juzgado de Barcelona ha decidido no aplicar las medidas cautelares que le pedían los trabajadores encargados de montar los escenarios del Sónar, ante la huelga que mantienen por la defensa de sus derechos laborales, por lo que el festival podrá celebrarse del 18 al 20 de julio como estaba previsto.


En su resolución, el juez considera que «no concurre la imprescindible apariencia de buen derecho que justifique la adopción de una medida prohibitiva de contratación con terceros a cargo de la codemandada Fira de Barcelona«.

Es decir, el juzgado no prohibirá el esquirolaje, permitiendo el montaje por parte de las empresas a las que acudió Fira cuando los trabajadores de la UTE Rigging se declararon en huelga. Estos demandaron a Fira porque consideraron que se estaba vulnerando un derecho fundamental, pero el juez no considera que sea suficiente para imponer estas medidas cautelares.

Estos trabajadores habían interpuesto una demanda contra la contratación de terceros para las labores de montaje y pedían «desactivar cualquier actividad tendente a invisibilizar o aminorar los efectos de la huelga«.

El juez considera, de esta forma, que impedir la celebración del festival «significaría admitir un uso desproporcionado en el ejercicio de este derecho fundamental, generador de perjuicios irreparables y muy elevados» que afectarían a los demás técnicos y agentes implicados que trabajan en el Sónar y que no están en huelga. «Y, sin duda, afectaría a la cuenta de resultados«, añade.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

  1. En esa sentencia, respecto del sonar, de la reivindicación de los trabajadores en huelga, no dice nada. Muy peligrosa la última cuestión,
    Cuenta de resultados.
    Siempre he pensado que los jueces están comprados, y cada vez hay más pruebas
    La arbitrariedad está prohibida por la ley, art. 9 de la constitución

Deja un comentario