Redacción Internacional

El agente Lonnie Swartz, de 43 años, ha sido absuelto después de cuatro días de deliberaciones sobre la muerte de José Antonio Elena Rodríguez, un adolescente de 16 años asesinado por el agente en 2012 en territorio estadounidense. Un jurado federal en Tucson, en el estado norteamericano de Arizona, ha declarado no culpable de asesinato al agente de la Patrulla Fronteriza.
Swartz aseguró que disparó al adolescente en legítima defensa después de que le tirara piedras. Swartz ha mantenido su licencia aunque no ha percibido sueldo mientras se enfrenta a los cargos criminales. Swartz disparó 16 tiros en menos de 34 segundos contra José Antonio Elena Rodríguez desde una valla que separa las ciudades de Nogales, en Arizona, donde se encontraba el agente patrullando, y Nogales, en México, donde el adolescente estaba caminando.

Los miembros del jurado se han centrado en una acusación separada de homicidio involuntario contra Swartz, lo que ha provocado que el juez declarara la nulidad de ese cargo. El juicio, que ha durado más de cuatro semanas, es un enjuiciamiento poco frecuente contra un agente por usar la fuerza Letal.

1 Comentario

Deja un comentario