Una iniciativa ciudadana europea impulsada por “Compassion in World Farming” llamada “No más jaulas“ protesta en contra de los más de 368 millones de animales criados en confinamiento, y exige al Parlamento Europeo un debate para lograr cambios en la legislación que lo prohíba.

La acción está apoyada por 170 organizaciones de protección animal, medioambientales y de consumidores, y ha logrado ya un millón de firmas, convirtiéndose en la mayor movilización popular en contra de los animales criados en granjas.

España es el país con el mayor número de animales encerrados, con 92 millones, el doble del número de habitantes aproximadamente, casi el 100 % de conejos, 82 % de gallinas y el 98 % de cerdas utilizadas para criar viven en esas condiciones.

El sector agrario de España es responsable del 10% de las emisiones totales de GEI del país. De estas, casi dos tercios proceden del sector ganadero. En particular, de la fermentación entérica del ganado y de la gestión de estiércol.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a finales de 2018 la cabaña ganadera española contaba con más de 60 millones de animales de abasto, de los cuales más de la mitad eran cerdos, criados en su mayoría en granjas intensivas.

El incremento de la producción de productos cárnicos se está desarrollando de manera simultánea con la reducción del número de explotaciones, lo que indica una mayor industrialización del sector. Están proliferando proyectos de ganadería intensiva, sobre todo porcina, cuyo objetivo último es el de conseguir la máxima producción de carne en el mínimo tiempo posible, sin ninguna atención sobre la calidad de la carne producida ni sobre los impactos ambientales, sociales o sanitarios de esta forma de producción.

DEJA UNA RESPUESTA