Luis Victor Moreno Barbieri 
Vicepresidente de PACMA


Que PACMA se ha convertido en una amenaza para cazadores, taurinos y reaccionarios empeñados en mantener este país anclado a las más oscuras y crueles tradiciones, es algo evidente. Sólo hace falta echar un vistazo a los bulos, mentiras y ataques personales que se publican en Jara y Sedal, MundoToro o Libertad Digital sobre los dirigentes de PACMA. Desesperados, acorralados por el rechazo generalizado de la sociedad, que ya no soporta la crueldad y el maltrato hacia los animales, se ven obligados a utilizar las peores artes para defenderse, el ataque personal, tratando de manchar la imagen de quienes nos hemos dedicado en cuerpo y alma a una causa en la que creemos firmemente, sin llevarnos un céntimo a cambio.
Luis Víctor junto a Silvia Barquero hace casi 17 años

Todos ellos se nutren de informaciones falsas, no contrastadas ni basadas en hecho probado alguno, vertidas por una única persona llamada Yasmina Larumbe. El único objetivo de la triste vida de esta persona, alimentada sólo por el odio y la envidia, es perjudicar a PACMA, partido del que fue expulsada.

Vídeo Recomendado:

Facilitando a la chusma su tarea de acoso y derribo con tergiversaciones y falsedades, Yasmina Larumbe se ha convertido en el verdadero cáncer del movimiento animalista. ¡Qué orgullosa debe sentirse! Nos veremos en los juzgados por las denuncias que desde PACMA hemos interpuesto por calumnias e injurias. Espero que las indemnizaciones que deba pagar le obliguen a cerrar el restaurante de carne de caza de su marido y el estanco de tabaco de su propiedad y le quiten las ganas de perseguir de manera enfermiza a todos los que se oponen a sus desvaríos.

Durante mucho tiempo hemos permanecido en silencio, pero ésta parece una enfermedad crónica, por lo que me veo en la necesidad exponer aquí la verdad sobre mis próximos pasos en el Partido Animalista.

Soy Vicepresidente del Partido Animalista desde 2014, pero en la próxima Asamblea del partido no presentaré candidatura para formar parte de la directiva de PACMA. El nuevo equipo será el que con su voto elijan los afiliados y afiliadas de PACMA. Mi decisión, comunicada hace meses a los miembros de la Junta Directiva y a los trabajadores de la sede, se fundamenta en los mismos puntos que los referidos por Silvia Barquero en su comunicado oficial publicado en la web de PACMA.

Sólo hay que ver la alegría que se ha desatado entre cazadores y taurinos ante las falsedades filtradas por Yasmina para concluir que el trabajo de Silvia y del resto del equipo directivo al frente de PACMA ha sido positivo para los animales, aunque me pesa especialmente y asumo las responsabilidades derivadas de la no consecución de los objetivos electorales en las pasadas elecciones europeas.

En cualquier caso, voy a seguir dedicando mi vida a ayudar a los animales, compatibilizándolo, como hasta ahora he hecho, con mi trabajo, familia, animales y colonias felinas que cuido.

Llevo 17 años volcando mis esfuerzos y desvelos a mitigar la terrible situación que sufren los animales, primero de forma particular y articulando diversos proyectos, más tarde en Equanimal, y los últimos 10 años en puestos de responsabilidad del Partido Animalista. En estos 17 años, jamás he cobrado un céntimo, jamás he rechazado una responsabilidad, por muy jodida que fuera y jamás he dudado un segundo que la causa de la defensa de los animales es la que merece más esfuerzo por ser los grandes olvidados de la clase dirigente.

Siempre he trabajado en segundo plano, asumiendo responsabilidades y escapando del protagonismo. Trabajar en la sala de máquinas es fatigoso, pero necesario para que todo avance. Servir para Servir.

Hemos conseguido grandes logros, eso nadie lo duda, aunque los avances sean más lentos que la urgencia de la situación demanda. Trabajamos en un país muy duro para los animales, donde la tortura de un herbivoro es fiesta nacional aplaudida por ese rey que, siguiendo el camino de su padre, alimenta los más bajos instintos. Un país que es un enorme coto de caza, donde los asesinos no dudan en apretar el gatillo contra todo lo que se mueve. Un país que tortura toros y cuelga galgos.

Y por otro lado, la sociedad está cada vez más concienciada, el veganismo tiene cada vez más presencia, los Santuarios son verdaderos ejemplos del Mundo que soñamos y el crecimiento de PACMA representa, de manera inequívoca, el altruismo de cientos de miles de personas que ven representados en nuestras propuestas politicas una nueva forma de entender nuestra relación con todos los habitantes de este planeta.

Hoy más que nunca es necesaria la figura de PACMA para defender a los animales, los grandes perjudicados por un trifachito que avanza como un ejercito de trolls, pero por otro lado una izquierda mas preocupada por los cargos que por las propuestas programáticas que pudieran mitigar tanto dolor.

Seguiré ayudando a PACMA como un afiliado más, impulsando al único partido que hoy en día se atreve a enfrentarse a los maltratadores de animales, el único que da voz a los olvidados por un sistema liderado por quienes en campaña no tienen problema en hacerse las fotitos necesarias con perritos y gatitos, para olvidarse de los animales al día siguiente de las elecciones.

Por los Sin Voz, por los animales, como dice Silvia: ¡Adelante, siempre Adelante!