Un proyecto de ley considerado transfóbico ha sido presentado por los republicanos de Ohio para su votación en el Senado. El mismo exigiría que las jóvenes cuya identidad de género sea cuestionada se sometan a controles genitales. Los representantes de la derecha de este estado justifican la propuesta de ley como un esfuerzo por garantizar la equidad en los equipos deportivos escolares.

El proyecto de ley que sorprendió a muchos. Cuando el miércoles 8 de junio comenzó el Mes del Orgullo para la comunidad LGBTQI, los republicanos de Ohio presentaron un proyecto de ley que obligaría a las jóvenes atletas cuya identidad de género fuese discutida a someterse a controles genitales. Esto viola los derechos no sólo de la comunidad transgénero, sino también de los niños. Según un columnista del Washington Post, los representantes republicanos están motivados por «una invasión imaginaria de chicas transgénero».

En ese artículo de opinión del periódico estadounidense, Alyssa Rosenberg denuncia la propuesta de ley, que ya fue aprobada por la Cámara de Representantes del estado:

«La última tendencia en la política estadounidense es fomentar el espíritu delator. [Si el Senado del Estado de Ohio aprueba este proyecto de ley], cualquiera podría obligar a las niñas y a las jóvenes que quieran permanecer en sus equipos deportivos del colegio, liceo o universidad a someterse a pruebas de género invasivas».

Exámenes pélvicos y vaginales obligatorios

Los representantes que impulsan este proyecto de ley utilizan la excusa de la equidad en los equipos deportivos escolares. Para participar en un deporte de equipo, una chica cuyo sexo esté en duda tendrá que consultar primero a un médico, el que tendrá que afirmar su identidad de género mediante la emisión de «un examen de la anatomía del aparato reproductor interno y externo, un certificado del carácter normal de la producción endógena de testosterona por parte de la participante o un análisis de las características genéticas de la misma».

Revisión del Senado a finales de 2022

La columnista Alyssa Rosenberg comenta los abusos que podrían producirse si esta ley entra en vigor. Una de ellas son las denuncias erróneas:

«Con este proyecto de ley, cualquiera [ya sea un padre que quiera eliminar a un competidor de su hijo, o un activista de una asociación nacional que busque crear problemas a nivel local] tendría la capacidad de poner en duda el sexo de un atleta, sin que la legislación ofrezca ningún elemento disuasorio para las denuncias falsas.»

Esto significa que toda persona podría obligar a la otra a someterse a exámenes médicos para demostrar su sexo. Una falta de vigilancia de «la forma viciosa en que algunos padres, obsesionados con la competencia, podrían utilizar este proyecto de ley para perjudicar no sólo a las niñas trans, sino a todas las niñas».

El proyecto de ley presentado en el Senado no será examinado antes del mes de noviembre Los «senadores de Ohio y el gobernador republicano Mike DeWine tienen aún la posibilidad de sacar a los niños y jóvenes de este abismo. Esperemos que así lo hagan», dice el artículo

Courrier International

1 Comentario

  1. En Noruega una persona nace varón, hace la transición, y ahora es una mujer trans llamada Christine Jentoft. Se declara lesbiana. Primero hombre, después trans, y ahora lesbiana. Esto es defender el derecho de las mujeres?, o de las lesbianas?. Estamos llegando a una alteración de nuestras democracias con estas desvariaciones. Todos salimos perjudicados.

DEJA UNA RESPUESTA