Investigadores de la Universidad de Hawái han descubierto otra buena razón para redoblar los esfuerzos mundiales contra la contaminación por plásticos. Según su estudio, los plásticos se descomponen, emiten metano y etileno, dos potentes gases de efecto invernadero, y la tasa de emisión aumenta con el tiempo. Las emisiones ocurren cuando los materiales plásticos están expuestos a la radiación solar ambiental.

En la investigación se probó policarbonato, acrílico, polipropileno, tereftalato de polietileno, poliestireno, polietileno de alta densidad y polietileno de baja densidad, materiales utilizados en envases de alimentos, textiles, materiales de construcción y diversos artículos de plástico. “El polietileno de baja densidad emite estos gases cuando es incubado en el aire a velocidades aproximadamente 2 y 76 veces más altas que cuando se incuba en agua, en el caso del metano y el etileno, respectivamente“, dice el estudio.

El etileno es ampliamente utilizado en la industria química y su producción global, más de 150 millones de toneladas en 2016, supera a la de cualquier otro compuesto orgánico. Gran parte de esta producción se destina al polietileno, utilizado en bolsas de compras, es el polímero sintético más producido y descartado a nivel mundial y, de los compuestos estudiados, es el emisor más prolífico de metano y etileno.

El polietileno, como otros plásticos, no es inerte y se sabe que libera aditivos y otros productos de degradación en el medio ambiente a lo largo de su vida útil“, dice el estudio de Hawai. “Por ejemplo, el aditivo bisfenol-A utilizado en la fabricación de muchos productos plásticos se lixivia mientras el plástico envejece y gases de hidrocarburos se producen durante la descomposición a alta temperatura (> 202 ° C)”, indica el texto.

Nuestros resultados muestran que los plásticos representan una fuente hasta ahora no reconocida de gases traza relevantes para el clima que se espera aumente a medida que se produce y acumula más plástico en el medio ambiente“, concluye el texto.

Los hallazgos del estudio servirán para la reflexión de las cientos de personas que se espera asistan a la Cumbre Global de Acción Climática, del 12 al 14 de septiembre, en San Francisco, Estados Unidos.

Deja un comentario