La enfermera del Consultorio de Boecillo (dependiente del Centro de Salud de Laguna de Duero) atiene 2.530 pacientes, ya que asume dos cupos médicos: uno de 1.536 usuarios y otro de 994, y un enfermero del Centro de Salud de Laguna tiene que asumir la asistencia de 3.436 pacientes de dos cupos médicos de 1.748 y 1.688 usuarios cada uno.

SATSE incide también en que los enfermeros del centro de salud, además de atender a sus cupos, debe realizar extracciones, electrocardiogramas, espirometrías y atender las urgencias que acuden al centro de salud.

El Sindicato de Enfermería considera que esta situación es insostenible todo el año, ya que la sobrecarga de trabajo a la que estos profesionales deben hacer frente es tremenda. Además, la falta de sustituciones hace que los profesionales enfermeros del centro se vean obligados a sumar a esta cifra de pacientes las acumulaciones de trabajo de otros compañeros.

SATSE considera que esto es muy preocupante y supone un claro riesgo para la salud y seguridad de todos los ciudadanos, ya quela ratio de estos profesionales por 1.000 habitantes en Valladolid es de 4,24 mientras que en Europa es 8,8 enfermeras y enfermeros por 1.000 habitantes.

De hecho, SATSE ha recogido firmas a lo largo del último año para impulsar una Iniciativa Legislativa Popular que posibilite una Ley de Seguridad del Paciente, ya que este importante déficit de enfermeras y enfermeros conlleva, según distintos estudios científicos nacionales e internacionales, que las complicaciones en el proceso de atención y cuidado aumenten e, incluso, haya más fallecimientos.