La directora de Marketing y comunicación de la empresa Insolac, Marta Jiménez, explicaba a las compañeras de ‘El programa del verano’ en Telecinco las claras ventajas de pasarse a la energía fotovoltaica y placas solares, un mercado en claro auge en actualidad.

“Compensa mucho, estamos hablando de unos ahorros de un 80% dependiendo de las horas de consumo, estamos beneficiándonos mucho de las subvenciones y ayudas que hacen que el precio sea más asequible…Aquí prácticamente hace siempre sol, no hay más de dos días seguidos con el cielo lleno de nubes, este producto es muy útil en Andalucía…Lo ideal sería aprovechar las horas de sol, el excedente se acumularía en baterías y ahí se nota muchísimo…Con este tipo de instalaciones podríamos llegar a ser casi autosuficientes, la potencia hay que seguir pagándola, el ahorro se ve en el consumo, actualmente hemos llegado a ver facturas de 20 euros. La inversión media de instalación es de unos 5.000 o 6.000 euros y si aumenta el tamaño un poco más”.

Marta Jiménez, Insolac (Telecinco)
Marta Jiménez, Insolac (Telecinco)

Cada día se libera una enorme cantidad de energía, mucha más de la que consume la población. Que el sol sea una fuente de energía sostenible, ubicua e inagotable para la generación de energía sin usarla parece casi contradictorio, especialmente dados los impactos sociales y ambientales de otras formas de generación de energía.

Pero la tecnología de generar electricidad a partir del sol no es ninguna tontería, su mayor ventaja es el precio. El proceso de convertir la luz solar en energía eléctrica comienza en la llamada celda fotovoltaica.

Estas celdas están fabricadas con dos capas de silicio modificadas químicamente. Cuando los fotones de la luz solar alcanzan la superficie, estos electrones adquieren la capacidad de moverse, creando un flujo que crea una corriente eléctrica.

Cada celda genera una pequeña cantidad de energía y un panel normalmente consta de 36-72 celdas fotovoltaicas. Cuando conectamos varios paneles solares entre sí, logramos crear un sistema fotovoltaico eficiente. De ocho a diez paneles son suficientes para alimentar una casa pequeña.

Sin embargo, estas estadísticas obviamente se ven afectadas por algunos factores, como la eficiencia de los paneles, la cantidad de luz solar en la región y la demanda de energía de la residencia misma.

Es importante señalar que los paneles solares fotovoltaicos generan electricidad en forma de corriente continua, lo que significa que la electricidad debe pasar por un inversor para poder convertirla en corriente alterna, la cual es de uso común en edificios, electrodomésticos, enchufes y bombillas.

Redactora especialista en contenidos de TV, cine, música y redes sociales. ¡Soy una apasionada de la cultura en todas sus manifestaciones!.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA