El tenista Elliot Benchetrit tuvo un encontronazo con el juez de silla en el Open de Australia, sin embargo no ha tenido mucho que ver con el deporte: el deportista pidió a una recogepelotas que le pelase un plátano y el juez se lo recriminó.

«La recogepelotas no es tu esclava», le espetó John Blom, el juez de silla, una contestación que no ha tardado en viralizarse en redes sociales. El propio tenista lamentó la situación porque para él todo ha sido una confusión: «El juez me dijo: ‘¡No es tu esclava, no puedes pedirle eso!’. Usó el término ‘esclava'».

«Los plátanos son duros de pelar, no hay por dónde cogerlos. Se lo pedí a la recogepelotas amablemente. Ya me había pelado un plátano al principio del partido. Pero lo que más me sorprende es la dimensión que ha cobrado esta situación en las redes sociales», continuó explicándose el tenista.

Benchetrit se escudó en que se «había untado las manos con crema». No obstante, las redes sociales han reaccionado a este momento. «¿Qué viene después? ¿Uvas? John hizo lo correcto, eso seguro», escribió la extenista Martina Navratilova.