Un tiroteo en El Paso, Texas, dejó varias personas muertas este sábado en el tiroteo más letal en lo que va de año en Estados Unidos. Un total de 20 personas han muerto y 26 han resultado heridas en un complejo comercial, según ha confirmado el gobernador de Texas, Greg Abbot, que ha hablado de «uno de los días más sangrientos» de la historia del Estado.

Hay al menos una persona detenida: un varón blanco de 21 años llamado Patrick Wood Crusius. El atacante fue arrestado sin resistencia, los agentes no tuvieron que realizar ningún disparo.

El asesino había escrito un manifiesto antes de actuar de cuatro páginas y lo había publicado en un foro ultraderechista de Internet poco antes de la masacre. Titulado «Probablemente voy a morir hoy«, se trata de un texto que no ha hecho público y que todavía está confirmando que efectivamente haya sido escrito por el atacante, pero que sitúa el tiroteo como «un potencial crimen de odio«.

En el texto, el asesino expresa posturas racistas y habla del ataque como «una respuesta a la invasión hispana de Texas«. «Los hispanos tomarán el control del Gobierno local y estatal de mi amado Texas«, dice el manifiesto. «La abundante población hispana en Texas, nos convertirá en un bastión de los demócratas«, indica.

Según afirman testigos, un hombre armado ha irrumpido en la gran superficie Walmart, que está muy cerca del centro comercial Cielo Vista , minutos antes de las once de la mañana (seis de la tarde, hora peninsular española), provocando un baño de sangre.

Diversos vídeos distribuidos por redes sociales muestran el pánico que se ha extendido por el Walmart y por el centro comercial, con decenas de clientes corriendo a refugiarse en el interior de los locales. Entre 1.000 y 3.000 personas se encontraban en el interior del establecimiento, según las fuerzas de seguridad. Enseguida, tras recibir los primeros avisos, la policía y los servicios médicos de emergencia han protagonizado un masivo despliegue.

Un vídeo difundido (que no vamos a publicar para evitar el sensacionalismo) muestra a un hombre entrando en  Walmart, donde comenzó el tiroteo, armado con un rifle semiautomático y equipado con gafas y cascos para proteger los ojos y los oídos. Fuentes policiales aseguran que se trataba de un AK-47 y que el individuo estuvo disparando durante 20 minutos.

Seis horas después del inicio del ataque, la policía aseguró que la situación y dio por terminada la amenaza.

Las víctimas fueron trasladadas a hospitales de la zona. El Centro Médico Universitario de El Paso confirmó a Fox News que había recibido 13 víctimas, que iban de los dos años a la edad de jubilación, y que una de ellas había muerto. El Centro Médico Del Sol aseguró a la misma cadena que habían sido ingresadas 11 personas, de entre 35 y 82 años, y que nueve de ellas se encontraban en estado crítico y dos en estado estable.

En lo que va de año, se han producido alrededor de 250 tiroteos múltiples en Estados Unidos, con casi un millar de víctimas, cerca de 250 de ellas mortales.

El Paso, de 680.000 habitantes, muchos de ellos hispanos, se encuentra en la frontera con México, al otro lado de Ciudad Juárez. En Texas, la tenencia de este tipo de armas es legal y, para adquirirlas, no se requiere una verificación de antecedentes penales.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario