La inmigración es uno de los temas más trillados junto al Brexit en las islas británicas. Para luchar contra la desinformación sobre el tema, el Partido Laborista ha lanzado en sus redes sociales un anuncio que retrata de forma satírica todos los estereotipos racistas, xenófobos y clasistas que cuelan muchos políticos en sus discursos y declaraciones.

«Cuando los políticos culpan a los inmigrantes es porque se han quedado sin argumentos», se titula el vídeo, que escenifica la sociedad británica en una reunión de un grupo de ciudadanos que se enfrenta a un político. «¡La escuela de mi hija se está cayendo a pedazos y no hay suficientes profesores que se hagan cargo!», «¡Mi madre necesita ser operada y lleva esperando seis meses!», «¡He sido despedida y no puedo pagar mi alquiler, pero no hay viviendas públicas!», son algunas de las frases más destacadas que remiten.

A todas estas quejas el político responde que «tan solo hay una explicación». «Es todo culpa suya», espeta mientras señala al único inmigrante de la sala. «Si nos deshacemos de Ali los tiempos de espera en los servicios médicos serán menores porque tendremos más médicos», subraya.

Sumado a esto, una de las asistentes a la reunión le echa en cara los recortes que han hecho en los servicios públicos. El director replica que «no tienen suficiente dinero» porque se lo tienen que gastar todo en Ali, el inmigrante.

Esta esperpéntica situación ocurre mientras entrega un maletín lleno de dinero a un ejecutivo de una empresa por una rebaja fiscal, un «creador de puestos de trabajo», según indica a los oyentes.

En ese punto, el público se pregunta porqué no se emplea ese dinero en servicios públicos. El político manifiesta que tiene «las manos atadas» y que le encantaría gastar ese dinero en hospitales, viviendas y escuelas. «Le tengo que hacer rebajas fiscales a las multinacionales… por culpa de Ali».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario