La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, publicó ayer un tuit en su cuenta oficial de Twitter en el que señala sus prioridades tras la pandemia a la que se ha enfrentado el país.

Relata la presidenta en el mensaje los cuatro puntos prioritarios de su Gobierno: Ahondar en el Plan de Barajas, eficacia de los recursos para educación cara al próximo curso (contando también con la concertada, por supuesto) y planes nacionales en caso de rebrotes.

Madrid sigue siendo la Comunidad con mayor número de ancianos fallecidos por la más que deficiente gestión de sus residencias y Ayuso está en el centro de la diana por ello. Quizá por eso llama más la atención el último de esos puntos considerados de imperiosa urgencia: rebajar IVA toro de lidia.

Ayuso trasladó este domingo a Sánchez la demanda de la Fundación Toro de Lidia de reducir el IVA de los espectáculos taurinos del 21% al 4% y que puedan recibir ayudas de la PAC. Según la política, se trata de un sector que «aporta muchísimo» a la economía y al empleo. 

Además, Ayuso solicitó al Ejecutivo que en el Fondo No Reembolsable se garantice la «flexibilidad». Es decir, que en el decreto ley no sea un fondo condicionado para que se pueda adecuar «a cada necesidad para este año y el que viene».

Asimismo, por encima de todas estas medidas de apoyo con dinero público a un sector rechazado por la mayoría de los españoles y españolas y cuya decadencia es más que notoria, se sitúa la propuesta de la presidenta regional de celebrar una corrida de toros en beneficio a los sanitarios y sanitarias madrileños. El acto tiene fecha y no puede ser otro que el 12 de octubre, día de la Hispanidad y fiesta nacional.