Una empresa semipública prestó 400.000€ al padre de Ayuso por una nave escriturada en 26.000

Avalmadrid, participada por el Gobierno regional, aprobó en abril de 2011 esta operación.