Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ha desencadenado una nueva polémica al acudir sin mascarilla a la visita de la planta de productos sanitarios Puritan Medical Products, situada en Guilford (Maine), que fabrica test para detectar el coronavirus.

Pero la cosa no quedó ahí ya que además tocó los bastoncillos que fabrica la compañía e incluso simuló que se hacía la prueba, por lo que tal y como han explicado los responsables de Puritan Medical Products a USA TODAY la compañía se ha visto obligada a destruir toda la producción de ese día.

Según han explicado ese día la producción fue limitada y las máquinas solo funcionaron durante la visita del mandatario estadounidense por lo que se destruirán los hisopos fabricados durante la visita, aunque no han especificado cuantos test acabarán en la basura. Por su parte, la Casa Blanca no ha hecho ninguna declaración al respecto.

Mientras la empresa ha retirado la producción de ese día, algunos estados y sanitarios se han quejado por el contratiempo debido a la escasez de este producto.

La empresa de Maine es una de las muchas que ha recibido dinero público para doblar su producción y es una de las dos compañías que fabrican este tipo de bastoncillos para los test de coronavirus. 

Trump incluso se paró a hablar con alguno de los trabajadores y se hizo una foto con una empleada. «No se debe hacer, pero da igual», señaló.

Durante las últimas semanas el mandatario ha viajado para visitar las empresas que están funcionando durante la emergencia sanitaria, en algunos casos con ayuda del Gobierno, y mostrar así los esfuerzos de su administración para aumentar la producción de las herramientas necesarias para combatir el virus.

El presidente no es la primera vez que evita llevar mascarilla en público porque, según él, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan, pero no obligan, a llevar mascarillas y además señaló que no quiere dar a la prensa el placer de verle con mascarilla.

Además aseguró que le hacen test para detectar el coronavirus prácticamente a diario y comunicó que continuará tomando de forma preventiva hidroxicloroquina, un antipalúdico sin eficacia demostrada contra el coronavirus.