Se trata de 21 banderas, veinte de tamaño mediano y una de mayores dimensiones situada en la entrada de la ciudad.

El consejero de Vivienda de la Comunidad de Madrid, David Pérez, se gastó 65.704 euros en la instalación de 21 banderas de España en Alcorcón durante las dos legislaturas en las que ejerció como alcalde.

Pérez promovió la colocación de veinte banderas de tamaño mediano y una de mayores dimensiones situada en la entrada de la ciudad. Según datos facilitados por el Ayuntamiento de Alcorcón a eldiario.es, sólo en mástiles la inversión fue de 55.000 euros, 15.000 de ellos de la bandera de mayor tamaño. Además, el conjunto de las telas tuvieron un coste de 10.704 euros. En total, 65.704 euros.

Desde la llegada del nuevo gobierno municipal de PSOE y Ganar Alcorcón, las banderas se han empezando a retirar o se están sustituyendo por la bandera de la localidad. «Vamos a cumplir la normativa relativa al uso de banderas y símbolos oficiales. El equipo de Gobierno está revisando esta legislación y la aplicará rigurosamente. Ni más ni menos», subrayan desde la Alcaldía. «Lo importante es poner las cosas en orden y hacerlas acorde a la ley», añaden.

Una polémica gestión

A finales de la anterior legislatura, la administración de David Pérez construyó un parque infantil de inspiración militar dedicado a la figura de Blas de Lezo por su «histórica victoria sobre los británicos en defensa de Cartagena de Indias en 1741».

Lo ya de por sí ilógico de mezclar a niños con guerras, fue el detalle de instalar una bandera de la Cruz de Borgoña en uno de los extremos del parque. La bandera de la Cruz de Borgoña es una bandera española militar preconstitucional. Se empezó a utilizar en el ejército en la época de los Tercios de Flandes (S.XVI) y finalmente la adoptó el ejército en la época del Imperio Español. No es una bandera anti constitucional, pero su uso en espacios públicos fuera de un contexto militar es controvertido.

Extraños sobrecostes

El parque a Blas de Lezo se proyectó con un coste de construcción de 170.085 euros, pero finalmente alcanzó la cifra de los 3.739.769 euros. Este posible sobrecoste se encuentra actualmente en fase de investigación en una comisión especial creada por el Ayuntamiento desde el pasado agosto. El objetivo de esta es que se investigue esta expropiación de terrenos «con el objetivo de esclarecer la operación».

Reprobado en siete ocasiones

Durante los nueve años que estuvo al frente del Ayuntamiento de Alcorcón, Pérez fue reprobado hasta en siete ocasiones por el Pleno. Una de ellas en 2016, por negarse a colgar la bandera del Orgullo en el balcón municipal. «A mí no me reprueban cuatro politicastros comunistas y socialistas porque el pueblo me aprueba», respondió entonces.