La candidata por Barcelona al Congreso, Inés Arrimadas, ha criticado que una de las integrantes de la mesa ha rechazado darle la mano al votar, a diferencia de las otras dos: «Es un ejemplo de lo que tenemos que sufrir en Cataluña» y de la división social, ha explicado a los periodistas al preguntarle por este hecho.

En declaraciones tras votar en el colegio Ausiàs Marc de Barcelona, ha llamado a participar: «Que se sepa que todo el mundo es relevante hoy, todos los votos pueden ser decisivos. Por tanto hacemos una llamada a la participación en esta jornada histórica».

Ha asegurado que en estos comicios se juega el futuro de España y ha pedido que nadie se quede en casa, porque «puede ir de muy pocos votos, de muy pocos escaños», y porque hay que evitar que haya quien se arrepienta el lunes de no haber votado.