Quaden, de solamente nueve años, fue grabado por su madre mientras dice quiero morir, con el propósito de que sirva como forma de hacer conciencia del acoso escolar que sufre el pequeño australiano. El niño es fuertemente acosado por su compañeros de clases debido a que sufre acondroplasia.

«Acabo de recoger a mi hijo de la escuela y he presenciado un episodio de bullying. Llamé al director pero quiero que la gente sepa -los padres, los educadores, los maestros- que estos son los efectos del bullyng, esto es lo que hace», dice Yarraka Bayles mientras muestra a su hijo entre lágrimas.

En un momento dado del vídeo, el pequeño llega incluso a pedir morir: «quiero suicidarme, quiero morir ahora mismo». Mientras, su madre, desesperada, confiesa que ya no sabe qué hacer.

En una entrevista con el medio australiano SBS, su madre ha detallado que cuando llegó a la escuela a recoger a su hijo unas niñas «le estaban dando patadas en la cabeza como si fuera un cachorro» y también ha explicado que compartió las imágenes porque el acoso a Quaden es constante y ya se ha intentado suicidar en muchas ocasiones, la primera vez cuando tenía seis años.

Mátame ahora mismo, quiero que alguien me mate, esas fueron las palabras del menor la primera vez que intentó quitarse la vida.

La madre de Quaden publicó el vídeo el pasado martes y en apenas dos días ha conseguido miles de mensajes, que le dan ánimos y le muestran su apoyo.