Numerosas mujeres que asistían esta mañana al acto en conmemoración del Día contra la Violencia Machista en el Palacio de Cibeles han abandonado el salón de actos durante el discurso del portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, quien ha llamado a «romper el silencio negacionista». Además de abandonar la sala, varias de ellas se han levantado al grito de «vergüenza» y han pisoteado el suelo en señal de protesta y lo han abucheado.

Entre ellas, una víctima de violencia machista se ha encarado con Ortega Smith tras su discurso agresivo y negacionista de la violencia machista. La mujer se le ha acercado a reprocharle que “no se puede hacer política con esto”. Ortega Smith ha optado por no responder. De hecho, ha mirado hacia otro lado con un vergonzoso gesto de menosprecio.

La mujer es Nadia Otmani, presidenta de la asociación para ayudar a las mujeres emigrantes maltratadas Al Amal, que está en silla de ruedas desde 1997, cuando recibió tres disparos por parte del marido de su hermana cuando salió en su defensa.

“Mi hermana fue una víctima. Y, que conste, no he cobrado nunca del Estado español. Ahora vienen (por Vox) y nos atacan con todo. Si te cuento cuántas mujeres hemos perdido, cuantos niños hemos perdido… Ellos están declarando la guerra contra las mujeres”, ha explicado a Ortega Smith.

El dirigente ultra ha asegurado a la prensa, recordamos, sin intercambiar una sola palabra con otmani, que “esta mujer ha empezado a increparme”: “Me estaba inquiriendo como si yo fuera responsable o justificase la violencia”. Por último, Ortega Smith ha asegurado que lamenta su caso y que “puedo hablar con todo el mundo, pero no con una mujer que no te respeta”.

El acto de protesta, surgido en las redes sociales, nació tras conocerse que Cibeles no tendría una declaración institucional contra la violencia machista.