Una mujer de 55 años y su hija discapacitada, de 28, llevaban durmiendo varias noches en los soportales del Ayuntamiento de Torremolinos (Málaga) porque no pudieron pagar la habitación del hostal en el que se alojaban. Este jueves han intentado suicidarse al no poder soportar la situación.

Las dos mujeres habían sido desahuciadas en diversas ocasiones y frecuentaban las inmediaciones del Ayuntamiento, donde protestaban con pequeñas pancartas, pero sus suplicas y peticiones no fueron escuchadas. La ayuda de emergencia del Ayuntamiento que costeaba el alojamiento, habitualmente de un mes de duración, concluyó después de extenderse otro mes y no le dieron alternativa alguna.

Según Diario Sur, madre e hija fueron halladas a primera hora de la mañana de este jueves por un barrendero, que se vio un charco de sangre en el suelo y avisó rápidamente a la Policía Local, quienes en un primer momento hicieron torniquetes a madre e hija para evitar que continuaran sangrando.

Ambas fueron trasladadas hacia el mediodía de este jueves con cortes en las muñecas al hospital Virgen de la Victoria de Málaga. Las heridas eran superficiales, aunque requirieron sutura en el quirófano.

La madre fue detenida por la policía local en un principio al sospechar que había intentado matar a su hija, pero este viernes ha sido puesta en libertad al considerar que ambas pactaron quitarse la vida la madre ha quedado con cargos por cooperación necesaria al suicidio, según fuentes policiales.

Los trabajadores sociales creen que han hecho todo lo que está en su mano para auxiliar a la familia y miran con preocupación la situación que se abre a partir de ahora, tras el intento de suicidio.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario